.

Crítica de '1917', de Sam Mendes: acompaña a los soldados

En lo más crudo de la Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos, Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman) reciben una misión aparentemente imposible. En una carrera contrarreloj, deberán atravesar el territorio enemigo para entregar un mensaje que evitará un mortífero ataque contra cientos de soldados, entre ellos el propio hermano de Blake.

El cine bélico es y ha sido siempre una fuente inagotable de escenas duras, muestra de realidad e idiotez, y simbolismo de un deseo irrefrenable de la mayoría de los seres humanos por no cometer los mismos errores que llevaron al combate.

A saber, grandiosos títulos bélicos de la historia del cine (‘Salvar al soldado Ryan’; ‘Dunkerque’; ‘Apocalypse now’…) fueron concebidos con el propósito de mostrar de una manera directa y sin tapujos la crudeza de la guerra y el miedo y desesperación del soldado. Dicha desesperación y terror que suelen aportar detalles de rabia, deshumanizar a los soldados e incluso mostrar caras amables y sentimientos de esperanza por la raza humana en situaciones realmente complicadas.

Ahora tenemos ante nosotros una historia algo diferente, pero igual de dura: Schofield y Blake tienen que recorrer territorio enemigo para entregar un mensaje y evitar que 1600 personas perezcan en una trampa alemana.

¿Y la mejora que aporta ‘1917’?

‘1917’ mantiene y aporta. Mantiene esa bilis de la guerra, y aporta en este caso lo técnico… y hasta límites que rozan la perfección profesional. Un «falso» plano secuencia envuelve las dos horas de metraje que forman ‘1917’; y esto conlleva un ejercicio para el espectador en el que se sumerge casi sin habérselo planteado con anterioridad.

Dicho ejercicio es el del acompañamiento. Ese crear ‘1917’ con cortes imperceptibles y con plausible maestría interfieren en el sentimiento del espectador y en su práctica de la película. Haciendo que en todo momento se sienta como si estuviese corriendo al lado de los soldados intentando cruzar terreno enemigo. Sin ir más lejos, Sam Mendes, creador de semejante obra entre otras (‘Skyfall’, ‘American Beauty’…) lo deja bien claro: “He tratado de encerrar a la audiencia con los personajes de una forma en la que no pudieran escapar, para que experimentaran cada segundo junto a estos hombres»

‘1917’ tiene ante sí la difícil tarea de cargar en su mochila con el titulillo de ser la película del año. Y estamos hablando de un estreno de enero del 2020.

Y por supuesto dicho ejercicio está conseguido hasta un punto en el que cada arañazo que la guerra oferta a los soldados se siente como propio; no en el dolor, pero si en la desesperación. Una muestra de ello es el impresionante featurette de la cinta (abajo):

No solo de pan vive el hombre

Pero ‘1917’ no solo se yergue como prodigio cinematográfico sobre los cimientos de lo técnico, aunque dicho parámetro sea para alabar. Contiene una interpretación por parte de los principales protagonistas George MacKay (‘Captain Fantastic’, la española ‘El secreto de Marrowbone’ o la miniserie ‘22.11.63’); y Dean-Charles Chapman (‘Juego de tronos’, ‘El pasajero’) digna de ser mencionada y que se muestra ante el espectador como un ejercicio de preparación inmenso.

A todo esto añadamos la ambientación horrible y terrorífica; la tensión latente en cada instante de la película y una incesante sensación de tener que huir a pesar de sentirse todo en calma. Muestra aún más de la maestría por parte de todos aquellos apartados que han hecho posible la película: te agobias, sudas, sufres, te cansas… Y conseguir eso con una película no es un ejercicio sencillo para ningún director.


En definitiva: ‘1917’ es un prodigio técnico y fotográfico. Y todo esto apoyado en una más que notable participación del resto de parámetros que conforman una película; no podrían terminar más que mostrándonos una de las películas que seguro darán que hablar en todas las galas de premios del año.

¡Compra tu entrada baratita para esta película en tu cine preferido en la imagen de aquí abajo!

Premios (por el momento)

2 Globos de Oro: Mejor película drama y director. 3 nominaciones
Premios BAFTA: 9 nominaciones, incluyendo Mejor película y director
National Board of Review (NBR): Mejor fotografía. Top 10 películas del año
American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año
Asociación de Críticos de Los Angeles: Nominada a Mejor fotografía y música
Critics Choice Awards: 8 nominaciones, incluyendo Mejor película y director
(PGA): Nominada a Mejor película
Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director
Sindicato de Guionistas (WGA): Nominada a Mejor guion original
Asociación de Críticos de Chicago: Mejor fotografía. 5 nominaciones
Satellite Awards: Mejor fotografía. 8 nominaciones

Good

  • Ese "falso" pero impresionante plano secuencia
  • George MacKay espectacular
  • La capacidad de la cinta de agotarte y mantenerte tenso

Bad

  • La música no es la más acertada en ciertos momentos
8.6

Genial

Fotografía - 9
Montaje y edición - 10
Música - 7
Guion - 8
Interpretaciones - 9
Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Deja un comentario