Análisis de la 1ª temporada de ‘Vikingos’ (Hirst, 2013)

Lindisfarne, 7 de Junio del año 793 d.C. Ubicado en la costa Noreste de Inglaterra, muy cerca del límite con Escocia, se halla una pequeña isla cercana a la costa, en la que se encuentra un monasterio de principios del siglo VII. Este día, se producirá un hecho nunca visto hasta la fecha, el asalto a este monasterio por parte de un grupo de individuos. Recordemos que eran lugares sagrados, que se respetaban incluso en tiempo de guerra. Así, este suceso marcará en los libros de historia el inicio de la conocida como “Era Vikinga”.

Este es uno de los momentos que viviremos en la primera temporada de la serie del canal de Historia (History Channel) Vikings o Vikingos es castellano. Así, con motivo del próximo de estreno, el 1 de abril, de su segunda temporada, a continuación realizaremos una pequeña revisión de esta primera.

La serie nos cuenta la historia de Ragnar Lodbrok (calzones peludos), un campesino con tierras propias, que marcha a una reunión con el conde Haraldson, el señor de la zona, para decidir que tierras saquearan este año. Ragnar está convencido de que yendo hacia el oeste encontrarán tierras con mayores riquezas para el pillaje, mientras que el conde, más conservador y con miedo a lo desconocido, se opone en rotundo. Esto hará que Ragnar deba embarcarse en un viaje sin retorno, contraviniendo las órdenes de este.

La serie, se caracteriza por unos escenarios espectaculares, con un toque más salvaje y natural que los que podemos ver en la serie Juego de Tronos (Game of Thrones, Benioff y Weiss, 2011) y que nada tienen que envidiar a los de la película El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings, Jackson, 2001). Así mismo, la serie cuida mucho los detalles históricos, hasta el punto de que en cada capítulo podemos aprender muchas costumbres y tradiciones vikingas, entrelazadas con la trama principal de forma magistral. Al fin y al cabo, no se podía esperar menos del canal de Historia. Sin embargo debemos señalar que este hecho, la necesidad de explicar muchas costumbres de forma teatralizada, puede provocar cierta lentitud en el desarrollo de los acontecimientos. No obstante, el resultado global de esta primera temporada es más que aceptable.

La serie ganó fama rápidamente, debido a ciertas características que a mi juicio la hacen única. Para empezar se trata de la primera “serie de ficción” que emite la cadena History Channel, la cual hasta el momento estaba acostumbrada a realizar “series documentales” con las características que ya todos conocemos, escenas protagonizadas por figurantes sin conexión entre ellas, intercaladas con imágenes de archivo y con una narración lineal de los hechos.

De este modo History Channel se embarca en las series de ficción, o mejor dicho, los docudramas como otro “medio” para lograr su objetivo, trasmitir la historia. El canal rompe así con su tradición y se adentra en las superproducciones, con actores conocidos, y un presupuesto de 40 millones de dólares. Con estos datos la serie promedio 4,3 millones de espectadores en su primera temporada.

Su conexión con el universo Tolkien.

Es obvio que el lanzamiento de la serie se pudo ver muy favorecida por el gran éxito que lleva cosechando Juego de Tronos desde hace ya cuatro años. Ambientada en un contexto muy similar, la serie cuenta con ciertos detalles que nos hacen pensar que la idea no ha sido otra que coger las principales características que han permitido a Juego de Tronos triunfar, y añadirlas a una trama ficticia pero con bases históricas, para lograr así un plato de muy buen gusto para el espectador.

Sin embargo, mas allá de ciertos elementos en común con la serie de Benioff y Weiss, es su propia línea argumental la que desde su inicio podía presagiar el éxito de la serie. Y es que, así como en la obra de Martin vemos diversos ejemplos de similitudes con la historia medieval mundial; otra de las grandes obras de fantasía épica, sino la más famosa de todas, El Señor de los Anillos (The Lord of the Rings, J.R.R. Tolkien), basa los rasgos más importantes de su mundo en la mitología nórdica. De este modo, una serie como Vikingos que combina algunos de los elementos característicos de una, y la base histórica de la otra, tenía muchas opciones de conseguir un éxito similar. Y como no podía ser de otra manera,  así ha sido.

Precisamente debido a esto, es mi deber señalar la dificultad que debió suponer para el canal de Historia realizar una serie de este estilo, con el deber autoimpuesto de respetar en todo momento el rigor histórico, y al mismo tiempo intentar transmitir conocimientos sobre el tema de forma amena y significativa para el telespectador. Recordemos que History Channel ya lo intentó sin éxito con la serie Los Kennedy (The Kennedys, 2011), la cual no llegó a estrenar debido precisamente a la falta de datos acerca de algunos hechos, que podían provocar rechazo entre sus espectadores debido a su falta de veracidad.

En mi opinión con esta serie ha relativamente más sencillo, al tratarse  de una época sobre la que existen pocos documentos. De estos, los principales son las recopilaciones de cuentos e historias nórdicas, transmitidas por tradición oral, conocidas como “sagas”, a partir de las cuales se pueden extraer muchas costumbres, y determinados sucesos, pero poco fiables en cuanto a su completa veracidad. Por tanto, esto permite a la serie Vikingos jugar de forma maestra con historia prácticamente inventada, sin salirse de la realidad conocida, mostrándonos las tradiciones y costumbres vikingas de una forma muy amena y perfectamente hilada con la trama, así como también nos mostrará los principales hechos históricos, que si están recogidos por muchas fuentes, como el propio asalto al monasterio de Lindisfarne.

Por último, dar las gracias al lector por su interés y señalar que, aunque no es objetivo de este artículo entrar en la interesante comparativa que surgiría entre la mitología nórdica, el universo de Tolkien, y la serie que nos atañe hoy, es nuestra intención ofrecerle esta información de forma detallada en futuros artículos.

Otros contenidos de interés

A continuación me ha parecido bien facilitar al lector algunas referencias bibliográficas para ampliar información, si lo desea, sobre la temática vikinga.

  • Textos mitológicos de los Edda. Snorri Sturlusson. Editora Nacional, 1983.
  • La Saga de los Gorenlandeses, La Saga de Erik el Rojo. Siruela, 1988.
  • Mitos Nórdicos. P.L. Page. Ediciones Akal, 1992.

En cuanto a películas relacionadas con la temática, la más recomendable bajo mi punto de vista es El guerrero número 13, en la que se pueden apreciar otros detalles de esta fascinante pueblo.

 

*Este artículo ha sido escrito por el otrora colaborador de la web Ismael Ramírez Navidad. Aunque ya no forma parte de la web y no tiene perfil de autor, nos parece justo indicarlo y dejar clara la autoría de este contenido.

MagaZinema.es

Web cinematográfica que abarca estrenos, ruedas de prensa, cine independiente, series, documentales, clásicos y mucho más. ¡Todo el 7º arte! Apasionados del COMING SOON. Expertos en CINE. Especializados en el género INDEPENDIENTE. Entrevistadores de lo EXCLUSIVO.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co