.

‘The Brave’, nada nuevo o bueno bajo el sol (2017) NBC

La cadena NBC lleva años en busca de su ‘Homeland’ particular y parece que va a tener que seguir buscando porque ‘The Brave’ no tiene nada de especial, algo que nos apena contar, porque el mes de octubre siempre nos deja con unas amplias expectativas y por ahora muchas no se están cumpliendo.

La serie se centra en dos grupos de trabajo de la Inteligencia americana. El primero de ellos, el equipo de inteligencia en sí, se halla encerrado en una habitación donde todo lo que vemos son pantallas planas y monitores de ordenador. Esa frialdad del ambiente no se verá ni un ápice rebajada cuando se presente a los personajes, los cuales son más planos, nada interesantes y tan buenos en su trabajo que todo parece suerte y coincidencias puras. A la cabeza de este equipo se encuentra la actriz Anne Heche, dando vida a Patricia Campbell, quien a pesar de haber perdido a su hijo hace relativamente poco tiempo, no es capaz de expresar pesar en ninguno de sus gestos. Junto a ella dos analistas destacan por encima de los demás, Hannah Rivera y Noah Morgenthau, interpretados por Sofia PernasTate Ellington. Ambos personajes aportan rápidas respuestas tácticas y mantienen la compostura en todo momento, pero poco más.

En cuanto al equipo táctico podemos decir que es algo más variado y con más salero que el primero. Los personajes se presentan con algo más de fondo, pero se siguen utilizando recursos en su presentación demasiado vistos ya, por ejemplo, que un antiguo miembro del grupo muriese y acabe de ser reemplazado por otro que no cae aún muy bien, pero que seguro luego los deja a todos maravillados en dos capítulos con sus habilidades.

Decimos que hay algo mas de salero porque al menos vemos personajes que no son tan robots, o al menos están hechos con piezas mezcladas, ya que nos encontramos ante un grupo de cinco en el que destaca Dalton, el líder del equipo, interpretado por Mike Vogel (‘La Cúpula’). Este personaje nos sorprende por acatar las ordenes con paciencia y sobre todo por su carácter tranquilo sabiendo jugar en equipo, transmitiéndoselo a los demás en todo momento. Nos gusta que la tiradora experta del grupo sea mujer (Jaz), y que no se deje pasar por alto su presencia. En el papel está Natacha Karam. El resto del grupo está formado por Hadi Tabbal dando vida a Amir Al-Raisani, esa reciente incorporación de la que hablábamos antes; por Demetrius Grosse, bajo el apodo Preacher, el encargado de explosivos; y cerrando el grupo Noah Mills interpretando al médico del equipo, Joseph ‘McG’ McGuire.

Después de este breve repaso a los personajes nos damos cuenta que hay muchas posibilidades, pero ninguna se aprovecha en los capítulos que llevamos. No se presenta con intensidad y las escenas de acción, que bien podían salvarle el pellejo a la serie no son nada del otro mundo. Vamos, que nos encontramos con una serie que no aporta nada nuevo y por ello no será continuada por la cadena NBC. No deja de ser una serie que basa cada capítulo en una misión de rescate, cada cual más absurda, por el simple hecho de que no presenta en ningún momento nada previo al secuestro o intento de asesinato de un americano para poner en juego a sus jugadores. Y sí, todos sabemos que los malos, malísimos siempre serán los del otro bando, para eso paga quien paga, pero al menos deberíamos darle forma previamente y no solo tragarnos 43 minutos de ‘Id a salvar a Pascualín’, en cada episodio.

Si te apetece ver algo como ‘Black Hawk Derribado’, esta NO es tu serie.

 

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*