‘Spring Breakers’ (Harmony Korine, 2013)

Spring Breakers2

Harmony Korine es uno de esos directores que no suelen seguir una regularidad estricta como podría tratarse de Woody Allen y David Fincher. Su estilo mezclando ficción con recursos propios del documental hace que, pese a no tener una trayectoria cinematográfica larga, sea característica.

Korine nos trae con ‘Spring Breakers’ una especie de fábula moderna con la intención de mostrar la sociedad americana en la actualidad, centrándose en los valores de los jóvenes de hoy en día que más tarde o más temprano se convertirán en los adultos del futuro. A diferencia de otras películas que también han mostrado la realidad adolescente del momento como podría ser ‘Chicas Malas’, ‘Spring Breakers’ busca una visión más cruda y sin edulcorantes, dado que no se trata de una película comercial sino de un film de cine independiente.

Para poder representar a la juventud, Korine ha escogido en esta ocasión cuatro actrices que llaman la atención: Vanessa Hudgens, Selena Gómez, Ashley Benson y Rachel Korine. Lo que sorprende es sobre todo la participación de la joven Selena Gómez, no acostumbrada a participar en este tipo de género y menos este tipo de películas, sobre todo porque sus espectadores suelen ser más infantiles que adolescentes o adultos; su compañera de la factoría Disney, Vanessa Hudgens ya había realizado algún que otro film para el público más adulto como puede ser ‘Sucker Punch’ y aquí es la que lleva la voz cantante durante toda la película.

Spring Breakers3

Hay que destacar la interpretación de James Franco, a su espalda con un abanico de personajes, nos regala un rapero, Alien, de bajos fondos y que incluso provoca animadversión y esto significa que Franco ha realizado de forma brillante su actuación dado que consigue que el espectador tenga rechazo hacia su personaje. Una interpretación que incluso fue contemplada como posible nominada en la pasada edición de los Oscar aunque luego, finalmente, ni siquiera optase al premio.

Con respecto a las féminas que encabezan la película: Vanessa Hudgens y Selena Gómez; Hudgens da una interpretación mucho más que correcta, cumple a la perfección con las expectativas que su personaje representa, una joven fuera de sí, capaz de hacer lo que sea con tal de cumplir su objetivo: vivir las vacaciones de primavera de su vida. Hudgens muestra tanto a la crítica como al público que es capaz de ser una actriz que no tiene complejo sino al contrario, que es capaz de ponerlo todo en el asador e incluso representar e interpretar acciones que ruborizarían a más de uno. Bravo Vanessa.

En cambio, Selena Gómez no llega a romper totalmente con su imagen de la ‘hija perfecta’ o de la ‘novia correcta’, sino que da una ‘Faith’ que sigue dando la imagen de ‘niña buena’ y muy predecible en sus acciones, además de no aportar el dinamismo y la acción necesaria en la actuación para hacer de su personaje algo destacable de la película. Correcta sí pero sorprendente no. Por lo menos, ha sido el puente que le ha permitido la transición en su carrera cinematográfica para realizar un cine menos comercial  y embarcarse en el cine independiente como se puede en ver en su futura película ‘Rudderless’.

Spring Breakers4

El análisis de la juventud y de la cultura popular en nuestros días, incluyendo la nueva versión del ‘sueño americano’ que se puede encontrar en esta película se ha realizado de forma poco profunda, sobre todo porque es un tema que en la actualidad puede dar mucho juego y se puede sacar mucha información, falta una escenificación y unos personajes más elaborados pero aunque se limitan a mostrar la realidad sin más, como si se tratase de un reportaje para televisión hablando de la alta tasa de alcoholemia en los jóvenes o qué tipos de drogas toman, ‘Spring Breakers’ abarca temas delicados como el delito juvenil, el exceso de alcohol y drogas durante la juventud y la ‘locura’ temporal que pueden sufrir algunos adolescentes durante sus vacaciones de primavera o verano, como se ve en la película.

Finalmente, otra película que tiene a intención de mostrar la sociedad en la que nos vemos envueltos y el rumbo hacia el que están yendo los jóvenes de hoy en día, los valores a los que se han acogido y la pérdida de la inocencia y de la ética en muchas ocasiones, llegando a hacer reflexionar al espectador que la visione pero no es un film que quede para la posteridad. Una de las cosas más destacables de la película es la actuación de James Franco. No es una película imprescindible sobre la temática que abarca, dado que hay películas mucho más recomendables en este ámbito como ‘Thirteen’, ‘Réquiem por un sueño’ o ‘Báilame el agua’.

Diego Da Costa

Comunicador audiovisual. Con ganas de comerme el mundo. Apasionado de la industria audiovisual y artística. El cine no es solamente un producto audiovisual sino que es una forma de transmitir cultura a las personas. Como decía Elizabeth Taylor "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co