Her (Spike Jonze, 2013)

HER 3

El drama romántico se ha convertido en la actualidad en una temática consumida por el tiempo, donde los estereotipos manidos y la elocuencia servida a cuentagotas se dan de la mano para repetirse hasta la saciedad una y otra vez a través de jóvenes y atractivas estrellas al frente de guiones trillados y en ocasiones insustanciales en grado sumo. Claro está que la alarmante periodicidad de estrenos inocuos no exime al panorama actual de esporádicos destellos de lucidez, los cuales por fortuna mantienen encendida la llama de un género que antaño nos regalase algunos de los que todavía hoy son considerados como los mejores films de la historia del cine. “Her” ha sido claramente concebida y realizada con la pretensión de engrosar ese selecto grupo, y si bien tan estimable objetivo quedará al arbitrio del futuro no cabe duda de que, como mínimo, lo último de Spike Jonze se merece estar entre las mejores películas del año 2013.

Ambientada en un futuro cercano y a la vez muy distante, “Her” nos plantea desde un punto de vista irrealmente natural la posibilidad de que un ser humano mantenga una relación sentimental con una inteligencia artificial muy avanzada en el plano intelectual pero carente de un cuerpo físico. El desarrollo puede parecer en un principio rallante en la acostumbrada tipicidad de cualquier película romántica al uso, partiendo de la base “chico conoce a chica” que ya ha sido esquematizada hasta la completa extenuación de cientos de guionistas. Sin embargo la narrativa es tan personal y llamativa que, sin abandonar un ritmo lo suficientemente ameno como para que la atención no decaiga en ningún momento, consigue sorprender a cada instante y obliga al espectador a hacerse preguntas, responderlas conforme avanza el metraje y cuestionarse al término del visionado todo cuanto conoce sobre el amor y sus diferentes formas.

HER 4

Habrá quienes critiquen que su planteamiento, pese al aparente paso hacia delante que supone en su género, conserve todavía unas bases estructurales más bien simples. Que Spike Jonze ha convencido a muchos con un exuberante show de fuegos artificiales, pero que para ello se ha servido de la pólvora inventada y mil veces usada por decenas de directores que, antes que él, ya consumieron la magia de este espectáculo. Que, al fin y al cabo, el fondo predomina sobre la forma. Sin embargo, como un amplio lienzo que únicamente se disfruta y valora en su totalidad, “Her” es un palmo más que la suma de sus partes. Sin su sincero a la par que trascendente guión, ganador de un Oscar, habría sido imposible que el film destacase tanto entres sus competidores; sin la soberbia actuación de Joaquin Phoenix, quien nos regala una de las mejores interpretaciones de su carrera, habría sido imposible transmitir tanto con su historia; sin su emotiva banda sonora, que hace un excelente empleo del piano principalmente, habría sido imposible alcanzar el clímax de sus conmovedoras escenas dramáticas; y, por supuesto, sin el resto de componentes la obra habría quedado imperfecta e inacabada, apartada por siempre de la maestría que tanto merita.

“Her” es la historia de un amor desnudo, vulnerable a la par que hermoso y tan real como imposible. Es una oda al buen gusto, al séptimo arte y al espectador. Es cine moderno en estado puro que aun así merece ser un clásico con el paso de los años, cuando el tiempo le conceda el renombre que su reciente estreno le desmerece. No obliga a la reflexión, pero invita a la misma. No requiere de segundos visionados, aunque es una experiencia perfectamente disfrutable en repetidas ocasiones. Lejos de ser demasiado profunda o compleja, “Her” apuesta por la fuerza de su planteamiento directo y sin concesiones al espectador: disfrutar y emocionarse como la primera vez. Y es que frente a eso, al fin y al cabo, lo demás poco importa en comparación.

HER

Juan Pedro Rubio

Inofensivo estudiante de derecho durante el día, intrépido redactor online por la noche. Adicto al café, a las corbatas y al buen cine, siempre disponible para afrontar nuevos proyectos y esperar que me paguen por ello.

2 Comments
  1. Cuando leí la sinopsis de esta película y vi el tráiler pensé que tenía que verla. Está basada en una idea muy original y, si no me equivoco, nunca antes vista en el cine: una persona que se enamora de un sistema operativo.

    Sin embargo pensé que no pasaría de ser una película entretenida y sin gran trascendencia. Nada más lejos de la realidad. Me pareció una película magnífica, para nada carente de sentimiento.

    Aunque se la califique de ciencia ficción y se desarrolle en el futuro, no existe sensación de irrealidad o de futurismo durante la visualización.

    Esta crítica de Juan Pedro Rubio me parece muy acertada en todos los sentidos.

    ““Her” es la historia de un amor desnudo, vulnerable a la par que hermoso y tan real como imposible. Es una oda al buen gusto, al séptimo arte y al espectador.” Esta frase tan brillante me parece el resumen perfecto para la película.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co