‘Sharknado’ (Va de la primera…por que hay más, de verdad) | Cine Cutre Vol.2

Sharknado poster - MagaZinema

‘Sharknado’; y punto. Y tan anchos que nos quedamos, entre un título que deja muy poco a la imaginación y un imponente póster que vaticina lo que vas a terminar viendo. Shark, de tiburón de toda la vida, y Nado, de tornado -más o menos…- no dejan mirar más allá de lo absurdo e imaginativo de la trama, la cual se centra en una ciudad que está aterrorizada por miles de tiburones que han sido transportados por un huracán. Cuando los tornados se empiezan a formar, los mortíferos escualos comienzan su destrucción en el agua, la tierra y el aire. ¿Chachi, verdad?

#CineCutre

Si en ‘Eramos pocos y llegaron los aliens’ podíamos hablar de que todo esto fuese algo más o menos “normal”, aquí es totalmente imposible. Semejante despropósito solo nos permite sentarnos y disfrutar de este triunfo de la cadena SyFy que vamos a consumir como verdaderos -y locos- amantes del #CineCutre que somos. Una historia cuyo trasfondo no es más que la supervivencia en un ambiente en el cual los tiburones están liando lo que están liando, gracias, en parte, a la posibilidad del cine para crear lo impensable. A ver… tiburones que caen de jod**** tornados, ¿vale?

Pero los verdaderos protagonistas de esta primera entrega, además de los escualos megachungos son:

Ambos son los protagonistas entrega tras entrega que tendrán que ingeniárselas para no acabar metido en el estómago de un tiburón. Que si tal, que si cual, termina siendo la típica historia de amor que podemos encontrar donde busquemos, pero con un aire algo más “sangriento” y ese aroma a cine cutre del que estamos hablando aquí. Aunque, vamos… Tara Reid lleva así ya un tiempecito.

A ver, a ver… ¿Qué me estoy comiendo en ‘Sharknado’?

PRIMERO: Tiburones. De todas las formas, tamaños, colores; con más dientes, con menos; con peores pulgas, con mejores; hambrientos, cabreados, listos, tontos… pero en definitiva, tiburones.

SEGUNDO: Una historia algo estúpida y con muy pocos lazos de unión; un producto para disfrutar una vez, y para que se convierta en viral por lo absurdo que es. De hecho, ya hablé de eso aquí: La viralidad de lo ridículo.

TERCERO: Diversión. Eso es innegable; es una película que pasará rápidamente por tu visor y que disfrutarás y te reirás… siempre y cuando seas adepto a este tipo de cine. No puedes pensar que te vas a encontrar ante una cinta de tiburones al uso, ni ante una película de supervivencia sin más. ‘Sharknado’ es todo lo absurda que ella quiere ser, y eso, amigos míos, lo consigue con creces.

CUARTO: Tiburones; que no se si os ha quedado claro aún.

Sharknado - MagaZinema

Pero…¿Mola o no?

¡J**** que sí! Es un esperpento tan grande; algo tan sumamente absurdo que es imposible no pasarlo como un auténtico enano delante de la misma. La cinta no decae, al contrario, su ridiculez se acentúa conforme el metraje avanza dejándonos más y mejores momentos con cada tiburón que el tornado lanza.

Lo agradable de la primera de las entregas de ‘Sharknado’ estaba en la consecución de una verdadera idea: a alguien se le tuvo que ocurrir en su momento para llevarla a cabo. A partir de dicha idea, el público empezó a cerciorarse de lo que iba a ver, y de ahí que una película como esta, con agujeros enormes en trama y guión, haya acaparado una cantidad bastante grande de críticas positivas. SyFy se refugió en lo que mejor sabe hacer, y la cinta causó el impacto necesario como para que los comentarios delante del televisor diesen para llevar a cabo varias entregas más de un producto fresco y estúpido.

¿El resultado?

A pesar de que las películas de Serie B calan en cierto sector del público por bobaliconas y despreocupadas, en ‘Sharknado’ se ve cierto grado de complicidad y profesionalización, con las ganas de coger la idea original y hacerla propia y apta para que el resultado quede mejor que una simple cinta para olvidar. Tan mala y errónea que resulta maravillosa, y tan ridícula y descerebrada que lo único que tiene cabida es la propia diversión.

Una cinta de vergüenza ajena en cuanto a trama e interpretaciones; bizarra, mala hasta el hastío y con una consecución de planos que parecen sacados de archivos encontrados en los más profundo abismos del universo, pero ahí, en ese punto, es en el cual radica lamagia de que sea tan divertida, entretenida y apasionante, y por el cual cojamos al señor SyFy para darle las gracias por haber creado semejante basura magnífica.

Tráiler


Si…habrá más #CineCutre por aquí 😉

¿Leíste la primera entrega sobre Zombies y Vampiros? AQUÍ

 

 

Jaime Garzía Iglesias

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Redactor: Escribo peor de lo que leo, pero mejor de lo que creo, desde que descubrí que la poesía me poseía; y ya no hubo vuelta atrás. Descubrí el cine con la razón, y meriendo películas desde entonces. Vivo entre el café, la lluvia en la ventana; las guitarras del rock y las rimas del rap.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co