Quentin Tarantino (VII) : ‘Jackie Brown’

La trama de la película no es muy Tarantiniana. Jackie Brown –a quién da vida una Pam Grier resucitada de los 70’- es una azafata que necesita dinero. Consigue trabajar entonces para Ordell –Samuel L. Jackson- haciéndole sus entregas; hasta que un día es atrapada por la policía, y la trama cambia a favor de ellos, para encontrar así al mismo Ordell que anteriormente le dio trabajo a Jackie.

jackie-brown-1

Dicha trama es interesante y divertida para ver. Es oscura y su metraje alimenta la idea de atraco perfecto y placer por seguir observando los acontecimientos que llegarán. Inquietante y atrevida en su consecución, e innovador en el planteamiento lineal y apoteósico final.

El hecho de que sea una adaptación, y que la violencia este en un plano muchísimo más reducido que en Reservoir Dogs, por ejemplo, también son datos que han hecho nombrar a Jackie Brown como la película menos Tarantiniana de Tarantino.

Pero aun así, no pierde esencias clave del director que, a estas alturas, ya se pueden ir averiguando: el guión es una auténtica mezcla de elementos bien repartidos y palabras enlazadas de manera única, que no entra en los tópicos de thrillers y películas de acción, y además de un aire setentero que retroalimenta a Tarantino y a su vez a la misma película.

La música y la imagen están tan bien elegidas que si hacen entrever el papel de Tarantino en las mismas, otorgando siempre la importancia máxima al detalle de estas y sabiendo acertar en ellas, para que cada una sea esencial a la hora de proseguir con la película.

Y en términos de interpretación, contando ya con la resucitada Pam Grier, nos encontramos a un Samuel L. Jackson que vuelve a trabajar con él tras Pulp Fiction en un papel irrepetible y memorable: su utilización de los recursos que posee y la magnífica forma en la que coge el papel y lo torna a su terreno, haciéndole intimidante mediante sus actos y palabras lo hacen ser el centro de atención propio de la película. Un Robert de Niro ex convicto y al que parece que dieron el guión en un post-it, y a Bridget Fonda y Michael Keaton.

tumblr_m7l9ysfwMm1r4a47uo2_1280

De hecho, de Niro y Bridget Fonda protagonizan una de las escenas que, conociendo a Tarantino, más placer le habrá otorgado grabar. Debido a su fetichismo por los pies femeninos, en la mayoría de sus películas intenta que aparezcan los de las actrices, algo que ha ido acentuando con el paso del tiempo y en los títulos más actuales. En ella, los pies de esta, la cara de poema del otro, y un whisky de por medio dan mucho, pero que mucho juego, y entendemos que para la mente de Tarantino fue todo ello una auténtica delicia.

En definitiva, estamos ante la que posiblemente sea la película que menos rasgos Tarantinianos tiene, pero esto no la hace ser una película que no merezca la pena. Todo lo contrario, Jackie Brown es un cine inteligente y maduro, marcado por su estilo y diálogos de un nivel superior, al que ya nos va acostumbrando este director de gustos extraños y sinceridad aplastante en sus obras. Una película marcada por escenas magistralmente confeccionadas y por elementos y detalles que la hacen única y disfrutable para el entretenimiento.

Y, ya con unos años como director en su haber, y tras asegurar con Four Rooms que iba a hacer lo que le diese la gana durante el tiempo que le diese la gana, Tarantino rueda Jackie Brown, volviendo a abrazar a sus compañeros y susurrando a toda la industria cinematográfica: Creíais haberlo visto todo de mí, ¿verdad?”

Jaime Garzía Iglesias

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Redactor: Escribo peor de lo que leo, pero mejor de lo que creo, desde que descubrí que la poesía me poseía; y ya no hubo vuelta atrás. Descubrí el cine con la razón, y meriendo películas desde entonces. Vivo entre el café, la lluvia en la ventana; las guitarras del rock y las rimas del rap.

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co