Quentin Tarantino (II) : Único y propio

Tarantino, como ya hemos comentado, posee un estilo propio y único, que se caracteriza por estar influenciado y, en ocasiones rendir homenaje, a sus proyecciones o géneros favoritos del celuloide. El Kung-fu y Spaghetti Western son géneros que le apasionan, y él se encarga de hacer que estos aparezcan de manera notable en algunas de sus obras –véase Kill Bill

      “Me crié viendo un montón de películas. Me siento atraído por este género y ese género, este tipo de historia, y ese tipo de historia. Cuando veo las películas que hago alguna versión de ella en mi cabeza que no es del todo lo que estoy viendo. Tomar las cosas que me gustan y mezclarlos con cosas que nunca he visto antes.”

      "Robo de cualquier película alguna vez hecha."

 

Pero en el plano más alejado del rodaje, cuando es a este director al que le ponen el micrófono delante, es cuando apreciamos su visión del mundo; de las críticas o alabanzas, y hasta de sí mismo.
 

tarantino4

Cuando, para un joven con aspiraciones a director, y con talento para escribir guiones, le salen las cosas bien y comienza a ser conocido, el plano de origen se le puede enturbiar; pero Tarantino sabe muy bien de donde saque toda su sabiduría cinéfila y su talento para crear películas.
 

        "Cuando alguien me pregunta a cuál escuela de cine he ido, yo respondo: -No fui a ninguna escuela de cine, solo fui al cine."

 

       “Sabes, es gracioso, para mí la mayoría de las escuelas de cine no te enseñan lo que necesitas para crear tu propia estética, tu propio estilo. Y en realidad parte de convertirse en un artista es descubrir tu estilo. Pueden enseñar a sincronizar la banda sonora con las imágenes, o puede ser que te enseñen algunos trucos diferentes de edición o "Oh, puedes hacer esto con una cámara" y te mostrarán algunas películas. Pero parte de convertirse en un artista es descubrir tu estilo, cuando empiezas "me gusta esto, pero no me gusta esto otro…". Pero luego empiezas a darte cuenta de la diferencia entre un buen trabajo y un mal trabajo, no sólo "me gusta esto, pero no me gusta esto otro…". Y entonces comienzas a afinar tu estilo, y ya sólo es ponerlo en práctica.”
 

Esa es la mejor escuela para un joven que trabajo en un videoclub junto con Roger Avary, amigo de vida y profesión.

Pero la crítica no siempre ha sido buena con Tarantino; director que siempre ha defendido en sus obras su derecho innato para decir la verdad o contar las historias como él quiera contarlas, sin tener que dar explicaciones ni responder preguntas.
 

         “Los novelistas siempre han tenido total libertad para decir más o menos la historia de la forma que consideren conveniente. Y eso es lo que estoy tratando de hacer.”
 

Y, a sabiendas lo que la crítica puede hacer, incluso hasta el punto de reaccionar de manera racista ante el uso de la palabra "nigger" (negrata), Tarantino reaccionó a su manera y estilo:
 

         “Como escritor, exijo el derecho a escribir cualquier cosa en el mundo que quiera escribir. Exijo el derecho a ser ellos, exijo el derecho a pensar en ellos y exijo el derecho a decir la verdad de como los veo, ¿de acuerdo? Y decir que yo no puedo hacer eso porque soy blanco, pero los hermanos Hughes pueden hacerlo porque son negros, eso es racista. Ese es el corazón del racismo. Y yo no acepto eso… Es como un segmento de la comunidad negra que vive en Compton, que vive en Inglewood, donde se lleva a cabo Jackie Brown, que vive en Carson, así es como ellos hablan. Estoy diciendo la verdad. No se cuestionó si yo era negro, y me molesta que me lo pregunten porque soy blanco. Tengo derecho a decir la verdad. No tengo derecho a mentir.”
 

Pero lo que viene a la mente de todo cinéfilo y seguidor de Tarantino, es su magnífico talento para hacer de la violencia y la sangre un atractivo en pantalla; dar el toque de rojo a una escena para provocar la sensación de disfrute ante imágenes que retuercen el estómago. La acción y crudeza de estas tomas son uno de los puntos clave que han colocado en el mapa a Quentin Tarantino, y que lo recuerdan y hacen ser quien es.

       "La cámara se inventó para la acción y la violencia."

 

        “Es un elemento básico estándar en el cine japonés a cortar el brazo de alguien fuera y tienen mangueras de agua de color rojo para las venas, rociando sangre por todas partes.”

 

        “No creo que Pulp Fiction sea difícil de ver en absoluto.”
 

Y sin duda, donde se ve sangre a borbotones es en Kill Bill, que se tachó de demasiado sangrienta y violenta, a merced de una historia destinada a un público que esperaba exactamente eso de ella.
 

        "Claro que Kill Bill es una película violenta. Pero es que es una película de Tarantino. Uno no va a ver a Metallica y les pide que bajen el volumen de la música."

 

Sin duda, Tarantino es un personaje único, que bebe de diversas fuentes a la hora de hacer una película con su sello y firma, tan propia y tan pura en su género que a él mismo le tenga contento. Sus obras son algo más que acción y violencia, apoyadas en guiones magníficos y en profundas reflexiones, donde el propio director asegura que cada obra, es una pequeña parte de él.

Tarantino es muy propio con sus ideales, y su cine es como él.

Dixit.

 

 

 

Jaime Garzía Iglesias

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Redactor: Escribo peor de lo que leo, pero mejor de lo que creo, desde que descubrí que la poesía me poseía; y ya no hubo vuelta atrás. Descubrí el cine con la razón, y meriendo películas desde entonces. Vivo entre el café, la lluvia en la ventana; las guitarras del rock y las rimas del rap.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co