‘A propósito de Llewyn Davis’ (Joel y Ethan Coen, 2013)

Años 60 en el universo de Greenwich Village. Un joven llamado Llewyn Davis sueña con escapar de la rutina y la mala vida llegando a convertirse en un músico respetado por el público. El frío de Nueva York comienza a apoderarse de su ser, junto con sus malas decisiones, no harán más que dificultar su ascensión hasta la cumbre.

Davis se encuentra preparado para descubrir la auténtica supervivencia del hombre y afrontar su destino, un destino plagado de trabajos duros y muchos kilómetros a sus pies. Ayudado por sus amigos y con trabajos inestables a cambio de miserias, conseguirá mantenerse en alza y sobrevivir.

A-prpósito-de-Llewyn-Davis

Su vida cambia en el momento que realiza una audición para el gran músico Bud Grossman. Pero aún le queda mucho camino por delante, tendrá que persistir hasta que la vida le conceda una oportunidad que quizas nunca llegue.

No es la primera vez que los hermanos Coen se ponen mitológicos. Ulises se paseaba por la América de la Depresion (O brother!); Orfeo quería volver de los infiernos del folio en blanco para recuperar la imagen de una mujer en la playa (Barton Flink), y Sísifo, en A propósito de Llewyn Davis, es castigado por los dioses a cantar como los ángeles, a morder la manzana del éxito y escupir su veneno y a tropezar siempre con la misma piedra, o el mismo gato.

Estamos ante una película con una fuerte carga melancólica, centrada en un protagonista que se mueve por un mundo áspero, frío y duro, reflejando un patetismo y un sentido de la comedia amargo y habitualmente difícil de digerir.

  0275ea696

Pero Llewyn Davis también es la propuesta más accesible de los hermanos Coen, dentro de su profundidad, y eso es gracias a su personaje protagonista, y a la grandísima labor de Oscar Isaac, quien con esta película se ha topado con el papel de su vida, y lo hace en una creación que se une a la de otros perdedores o asociales como Barton Fink, Norville Barnes, Everett McGill, Ed Crane o El Notas, y del cual los Coen nos dan una mirada tan tierna como desesperada, en lo que lo aleja de la mirada más cerebral con la que eran descritos los personajes antes mencionados, y lo acercan más a la audiencia.

inside-llewyn-local

Parcialmente basado en la vida del músico Dave Van Ronk, el guión toma como punto de partida sus memorias publicadas de forma póstuma en 2005. Las canciones que podemos escuchar a lo largo de la película fueron grabadas en vivo por el propio Oscar Isaac, Justin Timberlake, Carey Mulligan y Adam Driver e incluyen canciones folk como Dink's Song.

Joel y Ethan Coen (No es país para viejos, El gran Lebowski, Fargo) se han rodeado de un reparto idóneo para dar un aspecto más "vintage" a esta película folk. Oscar Isaac (Drive, Ágora, Red de mentiras) es nuestro protagonista, Llewyn Davis, y lo hace de una manera acertadísima y convincente, e incluso su música en directo es excelente. Carey Mulligan (El gran Gatsby, Shame, Drive) con mucho genio y mucho talento; John Goodman (Argo, The artist, Beyond the sea) genial en todas sus apariciones, por breves que sean; Ethan Phillips (Shadow Witness, La isla, Matrimonio de conveniencia) que aparece decentemente a escena; Garrett Hedlund (On the road, Country Strong, Tron: Legacy) que presta su voz prodigiosa a los efectos de una canción y que nos regala su interpretación; Justin Timberlake (Con derecho a roce, In time, Ciudad sin ley) que lo hace genialmente bien, dejándonos claro que se puede adaptar a casi cualquier registro musical, incluso nos deja alguna canción.

INSIDE_LLEWIN_DAVIS_13

Ulises, el gato, que a pesar de ser parte esencial de la historia y contar con más planos que muchos de los actores de carne y hueso que aparecen en la película, no aparece en los créditos de A propósito de Llewyn Davis. Y es que lo cierto, es que nuestro entrañable y peculiar compañero, está interpretado por tres felinos diferentes: Tiger, la gata que va con Llewyn Davis a todas partes; Jerry, el gato experto en acción; y Daryl, el gato relajado que podía aparecer en escenas del metro.

Con una banda sonora única y característica, en la que participan Isaac, Timberlake, Mulligan, Driver y otros artistas, que grabaron la música en vivo, consistente en versiones completas de viejas canciones folk como Dink's Song. La música de Dave Van Ronk sirvió de punto de partida cuando los Coen se encontraban escribiendo el guión y muchas de las canciones designadas para la película eran de Van Ronk.  

foto-a-proposito-de-llewyn-davis-4-891

En una de las escenas se puede observar la importancia de este trabajo para el que lo desempeña, y querer seguir adelante a pesar de no poder vivir de ello. En la conversación entre Llewyn Davis y su hermana Joy nos muestra lo importante que es para él la música:

Joy: ¿Aún tienes tu libreta de marinero?

Llewyn Davis: Si, ¿por qué?

Joy: Bueno, si la música no…

Llewyn Davis: ¿Qué? ¿Dejarlo?¿Volver a la marina mercante? Solo… ¿existir?

A su vez, la historia está impregnada del humor típico de sus autores, como ejemplo ese gato que  va ganando protagonismo poco a poco, de nombre Ulises, que continuamente se escapa y aparece, como una metáfora del cantante que parece no encontrar su sitio.

En conclusión, Inside Llewyn Davis nos muestra como, tras los nombres populares, siempre hay voces y personas que han abierto ese camino.

1388432546780

Como dice el propio Oscar Isaac a lo largo de la película: Si nunca fue nueva y nunca envejece, es una canción folk. A propósito de Llewyn Davis es eso mismo. Una película atemporal, descorazonadora y hermosa, como la música que nunca se olvida.

Os dejo con la banda sonora, que no tiene desperdicio:

Y también con el tema Please Mr. Kennedy que aparece en la película interpretado por Oscar Isaac, Justin Timberlake y Garrett Hedlund que a mí personalmente me gusta mucho:

 

Nacho Vega

Diplomado en Educación Física del Deporte. Preparador deportivo. Analista de cine en @cinedosmil y @MagaZinema_.

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co