.

¿Has oído hablar del Test de Bechdel?

Hace unas semanas las redes se hacían ecos de las palabras de Michelle Rodríguez con respecto al papel de las mujeres en la franquicia ‘Fast&Furious’. Con ellas, la actriz quería manifestar su descontento por la falta de profundidad e importancia de las mujeres que aparecen en la saga. Entre otras cosas mencionó un detalle, el cual, hasta que no lo lees pareces no notar. Su personaje, Letty, y el de Jordana Brewster, Mia, no mantienen una conversación en las ocho películas que llevan hasta la fecha de algo distinto a los personajes de la misma.
¿Por qué contamos esto? Porque nos viene que ni pintado para hablar del Test de Bechdel.

 ¿Qué es? ¿Como funciona?¿Es legítimo?
Respondamos a estas preguntas

¿Qué es el Test Bechdel?
Es un método para evaluar si un guion de película, serie, cómic u otra representación artística cumple con los estándares mínimos para evitar la brecha de género. Se originó en el cómic Unas lesbianas de cuidado (en inglés Dykes to Watch Out For o DTWOF), obra de Alison Bechdel. La invención del test se atribuye a Liz Wallace. — Wikipedia

¿Cómo funciona?
El test es bastante simple, solo tiene que cumplir tres normas:
1. Tienen que aparecer al menos dos mujeres en la cinta. Una variante del test nos dice que deben aparecer al menos dos mujeres que se mencionen por su nombre.
2. Esas mujeres deben de hablar entre ellas.
3. Las mujeres que aparezcan en la cinta deben de hablar de algo más que de un personaje masculino.

¿Es legítimo?
Esta pregunta, o mejor dicho su respuesta, dependerá de como quiera enfocarse y con que óptica se acerque uno al tema. Lo que está claro es que es rápido, sencillo de realizar y muy esclarecedor si lo que queremos saber es si la mujer tiene una presencia de calado, aunque sea mínima en pantalla cuando aparecen un gran número de personajes en la cinta o cuando queremos saber si los temas de conversación son los mismos para todos.
Como podrás descubrir a continuación algunas de las películas más aclamadas de la historia del cine no pasan este test, y no por ello perderán la grandeza que han adquirido por los motivos que sean, pero seguro te harán replanteártelas en ciertos aspectos y te preguntaras… ¿Tanto costaba darle un diálogo de importancia a dos protagonistas femeninas? ¿No había en los 120 minutos de largometraje tiempo para que apareciesen mencionadas al menos dos mujeres por su nombre? ¿No podría haber ocupado una mujer el lugar de alguno de los personajes masculinos?
Pues eso, más de uno se llevará las manos a la cabeza, pensando que este test es una tontería que no demuestra nada, siempre se puede hacer mentalmente el siguiente cambio. Imagina la película que más te apetezca cambiando los roles, es decir, poniendo mujeres en donde aparecen hombres y viceversa. ¿Cambia el panorama, verdad?

¿Pasa esta galería el test?

¿Y esta?

 

Has acertado, la primera no pasa el corte, mientras que la segunda si lo hace.

En el cine no necesitamos guerras abiertas, ni vendettas, solo necesitamos autocrítica y un poco de sentido común, ese que te dice que cualquier ser humano es capaz de cualquier cosa, ya sea buena o mala. ¿Por qué no representarlo?

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*