Algunos de los mejores ‘pilotos’ de la televisión

Ya hablamos en nuestro Diccionario seriéfilo del significado de la expresión season premiere y de los pilotos. Ahora queremos hacer un pequeño repaso por los que son, en nuestra opinión, los mejores pilotos de la historia de la televisión. Pero son sólo algunos. ¡Esperamos tus comentarios!

Algunos de los mejores pilotos de la historia de la televisión

1. Lost

La serie Perdidos (ABC, Lost, 2004-2010) será sin duda recordada por tener uno de los pilotos más impactantes y uno de los finales más cuestionados. El primer episodio de la serie que generó el "fenómeno fan" más potente de los últimos tiempos se estrenó en 2004 en dos partes y fue dirigido por el creador de LostJ.J. Abrams, quien recibió un Emmy por su dirección. Se trata del piloto más caro de la historia de la televisión: costó nada menos que 11,5 millones de dólares.

El piloto se caracteriza por un guión vibrante, enigmático y lleno de acción, en el que se muestran los primeros momentos de desconcierto de los supervivientes del vuelo 815 de Oceanic que se acaba de estrellar en una isla del Pacífico.

El episodio también contiene la que sería una de las señas de identidad narrativas de Lost, el uso de los flashbacks. Técnicamente perfecto.

 

2. Studio 60 On The Sunset Strip

Tras la recordada El ala oeste de la Casa Blanca NBC, The West Wing (1999-2006), el guionista Aaron Sorkin volvió a la pequeña pantalla con una serie de televisión sobre los entresijos de un show de entrevistas, música y humor a lo Saturday Night Live. Ficción metatelevisiva que sin embargo no consiguió el favor del público y fue (injustamente) cancelada tras su primera y única temporada.

Studio 60 On The Sunset Strip (2006-2007), que se estrenó en la generalista NBC, tenía todas las papeletas para ser un producto minoritario: guiones intelectualizados "marca Sorkin", el universo televisivo como protagonista, Matthew Perry alejado de papeles de humor como el que le hizo popular en Friends… En definitiva, un producto minoritario que no consiguió vivir más allá de veintidós episodios.

Su piloto, no obstante, debería ser recordado como uno de los mejores primeros episodios de una ficción televisiva, tanto por su ritmo como por la ágil presentación de los personajes y la trama que marcará el desarrollo de la serie. El monólogo del personaje de Wess Mendell (Judd Hirch), productor del programa Studio 60, denunciando los males de la televisión moderna y la censura en pleno directo es uno de los momentos míticos de la historia seriéfila.

  

3. Twin Peaks

El 8 de abril de 1990 se estrenó una de las series más extrañas, perturbadoras y personales de la televisión. Lo hizo en una cadena generalista, ABC, y llevaba el sello de David Lynch, su creador. Su piloto supuso una revolución en la narrativa seriéfila al introducir, en una trama de misterio, elementos surrealistas y una atmósfera pegajosa y onírica que tuvo enganchados a los espectadores de principios de los 90 durante 30 episodios distribuidos en dos temporadas.

El piloto de Twin Peaks tuvo una duración de hora y media y fue dirigido por David Lynch y en él se presentaba el punto de partida de la historia: el cadáver de una joven y popular muchacha del pueblo aparece envuelto en plástico. A Twin Peaks llega un peculiar agente del FBI, Dale Cooper (Kyle MacLachlan), quien poco a poco irá conociendo a los habitantes del pueblo y descubrirá los secretos que se ocultan bajo la aparentemente idílica comunidad.  El misterio de quién mató aLaura Palmer fue una excusa para plantear una historia llena de personajes excéntricos, escenas perturbadoras y momentos que han quedado para el recuerdo.

¿Cuál es tu piloto favorito?

Ana Matellanes García

Trabajo en marketing, aunque lo mío es el periodismo y la literatura. Consultora de proyectos digitales por accidente, redactora y crítica de vocación. Enganchada a las series y al cine. En mis estanterías siempre hay un hueco para la literatura japonesa.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co