Oda a la creatividad.
‘Los Juegos del Hambre’ VS ‘Divergente’ (por poner dos)

A ver, que el tema de los guionistas/escritores en el mundo no esté atravesando el mejor momento de la historia puede ser una realidad, eso es algo que no merece la pena discutir. Incluso pienso sinceramente que muchos de ellos son verdaderamente buenos y planean aventuras e historias muy dignas y agradables; pero hay motivos que las evitan alzarse como algo más que una invención que no llega a nada.

Luego está el tema monetario; las historias que verdaderamente venden a la masa. Éstas historias que un aficionado o que un miembro de cierto parámetro de edad busca para saciar su hambre de aventuras. Historias y aventuras que los mandamases de Hollywood saben que se amortizarán solas y darán un golpe sobre la taquilla, arrebatando los billetes de todo aquel que planee una visita al cine.

¡Pero es que son todas iguales!

Cogiendo dos sagas que tienen sendas películas muy próximas a estrenarse: ‘Los Juegos del Hambre’ VS ‘Divergente’; la primera va por su cuarta entrega y la segunda por la segunda. El tema de la trama y los rollos similares que acompañan a las películas tienen peculiaridades diferencias entre ambas, puesto que las artífices de ambas historias en papel, Suzanne Collins y Veronica Roth han creado mundos diferentes, así como personajes y entramados finales. No hay copia, ni se puede consensuar un plagio de la una a la otra, vale; pero sí que se encuentran aspectos extrañamente parecidos.

Empecemos…

Letras

Entorno/Mundo distópico

El ambiente que mueve el mundo de una historia siempre es importante, pues introduce así un punto de partida para la misma, ubicando al individuo en el momento social, las posiciones políticas y la importancia del ser humano en el mismo. Las sociedades distópicas están de moda, así como los mundos derruidos y post apocalípticos, hasta tal punto que nos encontramos ante dos en estas historias:

Distritos: En ‘Los Juegos del Hambre’, el nacimiento selecciona el Distrito al cual perteneces, siendo ubicado así en una pirámide de importancia social que difícilmente se verá alterada a lo largo de la existencia del individuo. Cada uno de los Distritos poseen una capacidad económica diferente, y las opciones de una supervivencia digna difieren mucho del primero al último.

Facciones: Pero ‘Divergente’ tiene otros planes más “abiertos”. Las Facciones son el orden de la sociedad, donde los rasgos de la personalidad de cada uno le hacen válido para una u otra, ya que en dicha facción tendrá que cumplir con la premisa por la cual ha venido al mundo. La honestidad, valentía, el amor por la paz, la inteligencia o la abnegación difieren mucho entre sí, pero parecen caminar por un mismo objetivo final.

Ergo… ¡es la misma m***** con distinto nombre! Yo nazco aquí, pues aquí me quedo, comiendo pan duro y viviendo hasta el momento en el que me llamen a filas, donde podré cambiar mi vida del agua del pozo a los grifos de oro, o podré salvar a la sociedad como un soldado de la paz. Vamos a ver, da igual una historia u otra, el ideario final es salir del lugar en el que estás para llegar a cotas más altas, siendo esta premisa difícil y casi imposible, a no ser que seas el crack de la historia, claro.

Entorno

El malo malísimo

Algo importantísimo en una historia es el villano, y en mundos tan destrozados moral y eticamente, lo único que podría encajar como villano es el dictador de turno, con mano dura y las ideas bien claras, y eso es lo que nos presentan en ambas ocasiones, aunque como veréis con algunos matices.

Snow: El presidente sádico y sediento de sangre de ‘Los Juegos del Hambre’ maneja el cotarro con puño de hierro y sin que le tiemble el pulso. Mientras el Capitolio sea rico, los demás pueden pudrirse, siempre y cuando estén controladitos y no metan la cabeza en guerras civiles o sublevaciones varias.

Jeanine Matthews: La mandamás de ‘Divergente’ no es que sea villana en sí; le mueve más bien el miedo al cambio y el buen mantenimiento y hacer de la sociedad de Facciones que se encuentra instaurada. Si bien las maneras no son las correctas, su objetivo es mantener la paz, aunque por culpa de ello llegue a perder un poco la cabeza.

Ergo… a ver, el señor de la barba blanca –y encima se llama Snow…- y la recta señora no son lo mismo, ni si quiera en el género; pero el único propósito que anhelan es dejar las cosas tal y como están, impidiendo a la sociedad avanzar y convertirse en algo próspero de nuevo, utilizando para ello los medios a su alcance. Tan malo es no hacer, como no dejar hacer.

Villanos - MagaZinema

Las heroínas

Algo maravilloso en toda aventura es el líder imbatible que mantiene a la sociedad unida y alberga el espíritu de héroe para salvar a la humanidad. Esa persona que es más bien un emblema, y que hará todo lo que esté en su mano para que el resultado sea el querido.

Katniss Everdeen: Una chiquilla casi mujer, fuerte, autosuficiente y capaz de todo lo que esté en su mano para salvar a sus seres queridos. La valentía por bandera y una habilidad especial para meterse en líos de los que luego suele salir. Es la imagen de una rebelión y la única capaz de salvar a la corrompida sociedad.

Tris Prior: Una chiquilla casi mujer, fuerte, autosufi…vamos, lo mismo que Katniss, pero en rubia. Y un poco más enclenque con sus decisiones. Nunca termina de ser una imagen en si para la sublevación, pero sí que se confiere como uno de los elementos primordiales para que esta se lleve a cabo.

Ergo… pues eso, dos muchachas bonitas que tienen el coraje suficiente para plantar cara a quien se le ponga por delante. Heroínas de barrio que mantienen el control en los momentos difíciles y llegan a ser lo que la sociedad esperaba. Diferentes en varios aspectos, pero tan parecidas en otros que crea confusión.

Heroina - MagaZinema

Los guaperas

Pero… ¡Ay, amigo! ¿Qué sería de un héroe sin su amor guapo y valiente?  Nadie puede imaginar al agente 007 sin su chica Bond, puesto que todo héroe o heroína merece y debe tener alguien por quien luchar más allá de sí mismo y de la sociedad. Una persona que le acompañe y apoye, y que le de ese beso de película que todo fan desea y anhela más que el protagonista en sí.

Gale Hawthorne: El mejor amiguito de Katniss Everdeen, el cual le acompaña de caza y que siempre ha estado para apoyarle. Siempre ha habido algo más allá, pero no se ha consumado en una ferviente y emotiva historia de amor por la llegada de Peeta Mellark.

Peeta Mellark: El juego que Katniss Everdeen se trae con Gale pasa del binomio al triángulo amoroso cuando Los Juegos del Hambre (los juegos, juegos), y la necesidad de promocionarse y conseguir adeptos dentro de los mismos para sobrevivir lleva a Peeta y Katniss a hacerse pasar por pareja, y consiguen así que Gale tenga que hacerse pasar por un primo guapo de la protagonista, un jaleo, vamos.

Tobias Eaton, más conocido como Cuatro: El chico que enamora a Tris desde el primer instante, y que encierra en sí cuatro miedos y un sinfín de razones para hacer lo que haya que hacer, poniéndose al lado de su amada en la lucha por la libertad.

Ergo… partiendo de la base de que estas historias de amor han sido tantas veces usadas en el cine, que las ideas para las mismas se tienen que ir agotando, nos encontramos ante tres chavales que ponen una cara bonita y poco más. Gale es un pagafantas que cuando llega la hora de la verdad no da el paso que debiera para llevarse a Katniss al huerto –o lo que haya por esos Distritos-; Peeta por el contrario, es más blando que la mantequilla caliente; y Cuatro…bueno, Cuatro al menos le echa narices al asunto. En definitiva, tres tipos que lo único que harían en la noche de bodas es preparar las perdices para ser felices.

Guaperas - MagaZinema

En definitiva, y tomando como referencia los términos y aspectos básicos de toda cinta, ‘Los Juegos del Hambre’ y ‘Divergente’ se parecen muy mucho en la mayoría de ellos, si no entrando de lleno, por lo menos en una superficie que huele demasiado a búsqueda de taquilla y venta. Que no quiero decir que esto esté mal, ni mucho menos; simplemente es un apunte y una manera de ver que la creatividad brilla por su ausencia en muchos aspectos; que hasta el rollito de las llamas en el logo huele raro.

Pero todo de buen rollo.

 

 

 

Jaime Garzía Iglesias

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Redactor: Escribo peor de lo que leo, pero mejor de lo que creo, desde que descubrí que la poesía me poseía; y ya no hubo vuelta atrás. Descubrí el cine con la razón, y meriendo películas desde entonces. Vivo entre el café, la lluvia en la ventana; las guitarras del rock y las rimas del rap.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co