La Trilogía del Corneto de Tres Sabores: ‘Zombies Party (Una noche de… muerte)’

shaun-of-the-dead-large-horizontal

Es muy fácil que nuestra vida acabe siendo monótona, conla continua repetición de costumbres y acciones diarias. Desayunamos un tipo de leche y una marca de cereales, cogemos el mismo transporte personal o público para ir al mismo trabajo a realizar siempre las mismas cosas. Está bien, quizás tú no hagas siempre las mismas cosas, lector afortunado, y disfrutes como nadie de tu trabajo, pero hay la gran mayoría de las personas hacemos lo mismo todos los días. Más tarde, volvemos a casa a descansar y disfrutar del ocio que nos merecemos, pero resulta que ya ha anochecido y es casi la hora de irse a la cama. Edgar Wright conoce estas sensaciones a la perfección, y es precisamente lo que nos muestra en Zombies Party (2004), su particular homenaje al género de los muertos vivientes.

monotonía 2 en shaun of the dead

Pero antes de continuar, quisiera completar el título que se le dio en España, pues no acaba ahí, sino que un par de enormes… paréntesis nos aclaran que la fiesta de los zombis va a ser también (Una noche de… muerte). Hablamos de una traducción totalmente innecesaria -¿nos sorprende, acaso?-, ya que el título original, Shaun of the dead, está pidiendo a gritos que lo dejen tal y como está. ¿Por qué? Porque es una referencia directa a cualquier-cosa of the dead, de las míticas cintas del género de George A. Romero.

Aparecen durante toda la película unos muertos vivientes que son en un primer momento unos vivos bastante muertos, condenados y atontados por el trabajo del día a día. Cierto, hace diez años el mayor problema no era el paro, sino el exceso de trabajo, y aunque la acción se desarrolle en Londres, resulta un tanto amargo hablar de exceso de empleo en este momento. Pero ya hay demasiados listos buscando soluciones a la crisis y al desempleo, y aquí hemos venido a hablar de cine.

monotonía en shaun of the dead

Wright se ríe con muy buen gusto de los clichés del género, explotados hasta el aburrimiento en cada nueva película. El grupo de supervivientes formado por el líder y su amigo inseparable, la chica rubia enamorada del líder, algunos personajes prescindibles, como el listillo o la enamorada en secreto del protagonista, y otros muere-seguro de avanzada edad. De hecho, este montón de estereotipos se van a cruzar con otro grupo de su calaña, seguramente, también protagonistas de otra cinta de caminantes que se estuviera rodando al mismo tiempo por la zona. Pero los dos grupos no van a unirse, siguiendo un planteamiento lógico de supervivencia, sino que se saludan y siguen su camino.

El líder y su inseparable son los también inseparables Simon Pegg y Nick Frost, que van a protagonizar juntos algunas cintas más, también curiosas, de las que hablaremos por aquí algún día. Un tirillas pelirrojo con trabajo y novia envidiable (Kate Ashfield, a la que veremos muy pronto en Nymphomaniac. Volumen 1) y un moreno regordete en paro que se pasa días y noches enganchado a la consola. La sociedad y la novia de Shaun les están pidiendo que maduren de una vez, pero ellos siguen recordando sus juergas universitarias, inmersos en una inmortal inmadurez juvenil. Ambos personajes, el atrezo y el ambiente está completamente imbuido de un espíritu de finales de los 80, y la canción de los The Specials del principio de la película lo demuestra.

shaun of the dead fake

Otro punto fuerte del planteamiento de Wright en lo que se ha llamado la Trilogía del Corneto de Tres Sabores (Three Flavours Cornetto Trilogy), va a ser el ensalzamiento de la amistad entre la pareja protagonista. A pesar de las catástrofes y peligros que tendrán que enfrentar, a pesar de que en las tres cintas hay influencias externas que casi acaban con su amistad y a pesar de que las historias no siempre terminan bien para ellos, consiguen llegar siempre a un punto de compañerismo y complicidad inigualables. Porque, ¿quién estaría dispuesto a adoptar a su mejor amigo convertido en zombi y esconderlo en la casa de las herramientas del patio para poder jugar a la consola con él? Sobre todo, y según se da a entender, sin que tu chica –o pareja- lo sepa. En cuanto a las parejas, a veces las personas necesitamos un pequeño empujón que nos haga escapar de la rutina diaria, y un apocalipsis zombi parece el empujón más apropiado para Shaun, de otro modo nunca lo habrían arreglado.

Volvamos a los zombis. Volvamos más arriba, a la foto con los trabajadores absortos con sus móviles, pues hay un detalle que me ha llamado la atención. El robusto joven de color parece el más alejado de la realidad. Todos están abstraídos, pero él es el único que no nos señala a ningún sitio con la mirada. ¿Es él el más zombificado por la sociedad? ¿Le hará realmente algún daño el ser mordido? ¿Para qué preocuparnos? Total, ese infeliz está ya más que muerto. Pero llega el momento del Winchester, el sitio seguro al que planean ir, donde esperarán tomando unas cañas hasta que se pase el mal rato del apocalipsis. Poco antes de entrar al pub londinense, ¡ahí lo tenemos! El joven robusto de color, otro muerto más entre la multitud. Pero no es un muerto cualquiera, pues guarda en su podrida cabeza alguna conexión intacta que le hace darse cuenta de que nuestro grupo estereotipado de protagonistas se está haciendo pasar por zombis. ¿Cómo puede ser que el zombi más avispado que aparece en toda la película haya sido mostrado antes como uno de los humanos más atontados? El joven, cuando está infectado, tiene una mirada corrupta pero inteligente, muy parecida a otro zombi de color inteligente que aparece en una cinta del 2005. Pero ¿qué demonios? ¿Cómo puede hacerle un guiño Edgar Wright a George A. Romero mencionando una película que no estaba hecha aún? No, yo tampoco le encuentro ningún sentido.

shaun of the dead

En definitiva, aquí va el sabor de fresa del corneto de tres sabores. Fresa en relación a la sangre y al género de zombis, a miembros amputados, a fiestas gastronómicas de vísceras, a la decoración del apartamento de Shaun por parte de Liz y a un agradable regusto que deja Zombies Party (Una noche de… muerte) al final.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co