.

La segunda temporada de ‘Stranger Things’ no decepciona (pero tampoco arriesga)

Repasamos los momentos que más nos han llamado la atención de esta segunda temporada.

Segunda temporada Stranger things

Tenemos que hablar de la segunda temporada de ‘Stranger Things’. Para bien y para mal. Como fans que somos de la serie de los hermanos Duffer, reconocemos que la nueva tanda de episodios mantiene el nivel de su primera temporada, al mismo tiempo que sigue siendo una encantadora ficción para todos los públicos que basa en el recuerdo y el revival su éxito.

Pero en esta segunda entrega también se mantienen algunos de los errores de su predecesora, algunas tramas no han estado a la altura de lo que sus seguidores esperaban y los guiones, en general, han arriesgado poco. Algo no necesariamente malo. A pesar de ello, la plataforma de streaming que la emite, Netflix, ha arrasado con su potente maquinaria de promoción, tanto online como offline, consiguiendo que la serie diera mucho de qué hablar.

En MagaZinema queremos hacer un repaso de los momentos que más nos han llamado la atención de esta segunda temporada. Y de aquellas cosas que creemos que podrían haber sido distintas. Pero vayamos por partes. Lo primero, advertiros: a continuación hay muchos muchos spoilers. Si no habéis visto la segunda temporada de ‘Stranger Things’, no sigáis leyendo.

Los chicos crecen

El guión de la segunda temporada de ‘Stranger Things’ ha sabido integrar muy bien el crecimiento físico de los actores protagonistas (Mike (Finn Wolfhard), Dustin (Gaten Matarazzo), Lucas (Caleb McLaughlin) y Will (Noah Schnapp)), que en esta entrega han pasado de niños a pre-adolescentes. por ejemplo, tramas como la de Maxine ‘Mad Max’ (Sadie Sink) han ayudado, pese a lo diluido del personaje, a mostrarnos la cara más “romántica” del grupo de amigos.

Eleven, por su parte, ha tenido un protagonismo menor, si bien los guionistas han reservado para ella momentos heroicos como el de final de temporada y una de las tramas que más controversia han despertado entre los seguidores de la serie: la de la búsqueda de sus orígenes y relación con su “hermana”. El capítulo 7, donde se desarrolla esta trama, ha sido precisamente uno de los que más han enfurecido a los fans, que lo han considerado como innecesario y aburrido.

Guiños y más guiños para los nostálgicos de los años ochenta

Uno de los placeres que conlleva ver ‘Stranger Things’ es localizar las referencias y guiños a películas de los años 80. En esta segunda temporada los ha habido, y muchos. Desde ‘E.T.’ hasta ‘Regreso al futuro’. Incluso nuevos personajes como el de Bob (interpretado por Sean Astin), nos retrotraen a la famosa ‘Los Goonies’, película de la que el actor formó parte. En este artículo de Buzzfeed recopilan más de veinte referencias cinéfilas ochenteras.

La amistad entre Steve y Dustin

Una de las tramas que más nos han sorprendido favorablemente ha sido la de la evolución de Steve. Del típico chico guapo interesado sólo en su aspecto físico y en ligar, el personaje interpretado por Joe Keery ha pasado a ser un compañero de aventuras de los protagonistas, en especial de Dustin, a quien ayuda a enfrentarse a los Demo-dogs y a (intentar) conquistar a la chica que le gusta. Según Shawn Levy, productor ejecutivo de la serie, “su amistad surgió cuando estábamos rodando el cuarto capítulo” y no estaba prevista de inicio.

Bob Newby: nunca te olvidaremos

Entre los nuevos personajes que los hermanos Duffer han introducido en la segunda temporada de ‘Stranger Things’, Bob Newby ha sido uno de los que más han calado entre los fans. El hombre que devuelve la sonrisa al personaje de Winona Ryder (Joyce Bryers) se erige como ese héroe que se echaba en falta en la serie (con permiso de Hopper (David Harbour), tanto por su bondad, como por su perfil techie-friky y su papel determinante en el tramo final de la serie. Incluso su muerte tiene tintes heróicos, pero hubiéramos preferido que los Demo-dogs no se hubieran interpuesto en su camino y que el personaje hubiera tenido más desarrollo en la tercera temporada. ¡Nunca te olvidaremos, Bob!

 

Dart, los Demo-dogs y otros monstruos del montón

La segunda temporada de ‘Strangers Things’ parece que ha abrazado la máxima del “cuanto más, mejor”. Hay más monstruos, son más y más malos. Además del Demogorgon que mantiene a Will en la cuerda floja, los Demo-dogs han puesto en aprietos a los protagonistas de la serie. Y quizá sea éste uno de los puntos débiles de la segunda temporada. No hace falta saturar al espectador con más monstruos: queremos saber más de los personajes.

A pesar de ello, la trama en la que Dustin esconde y protege a una criatura a la que bautiza como Dartagnan (Dart) resultó de inicio simpática. Por cierto, si te pareció adorable la mascota de Dustin, puedes hacerte con su versión de peluche.

La segunda temporada de ‘Stranger Things’, en definitiva, nos devuelve un montón de buenos y nostálgicos momentos en los que sus nueve horas de potencial maratón aseguran diversión y entretenimiento. Engancha, tanto por su historia falta de pretensiones como por las referencias cinéfilas, la múisca y los momentos de aventuras y tensión. Qué más pedir. Bueno, que llegue pronto la tercera temporada.

Trabajo en marketing, aunque lo mío es el periodismo y la literatura. Consultora de proyectos digitales por accidente, redactora y crítica de vocación. Enganchada a las series y al cine. En mis estanterías siempre hay un hueco para la literatura japonesa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*