.

Una dieta rica en canibalismo

Zombis. Los queridos y odiados; asquerosos y horribles; rápidos y letales… los zombis siempre han tenido una presencia más que notable en el mundo del celuloide y en el de las pesadillas e imaginaciones de muchos. Desde ‘White Zombie’ -con Béla Lugosi- hasta las más recientes ‘Train to Busan’ o ‘Fear The Walking Dead’, el mundillo de los muertos vivientes ha visto como sus historias iban multiplicándose de manera bárbara año tras año. Y es que estos zombis a los que se les han denominado de todas las maneras posibles no dejan de ser unos seres llenos de apetito por todo lo vivo, con una fuerza impresionante y con un número altísimo que le aseguran tener los activos necesarios para tener las espaldas cubiertas. Además, les da exactamente igual palmarla… por que ya están muertos.

¿De donde narices salen los zombis?

Con el fallecimiento de George A. Romero en julio de 2017, el género perdía a uno de sus más grandes referentes del mismo, dejando a lo largo de sus años los mejores y más reconocidos títulos de terror. Hasta Eli Roth lo tiene claro:

George Romero creó a los zombis, él hizo las reglas, dispararles en la cabeza, si te muerden quedas infectado, los muertos regresando a la vida, George hizo todo eso.

Así pues, y olvidando quien sea el creador del arquetipo y las reglas del género zombi, nosotros lo que verdaderamente queremos hacer es quedarnos con los elementos de los muertos vivientes que más nos gustan de las cintas y creaciones audiovisuales que existen. Algo así como -y siempre según nuestro criterio.- una guía para la supervivencia en un mundo infectado por zombis, tanto para bien como para mal y respetando las reglas básicas de todo zombi que se precie y que aquí dejamos (gracias, Wiki):

  • El fenómeno zombi ya no es algo local, sino una plaga imparable de proporciones bíblicas.
  • Nadie controla a los zombis que no son sino muertos que han vuelto a la vida.
  • La única motivación de los zombis es alimentarse con la carne de humanos vivos.
  • Su capacidad de raciocinio es muy limitada, si bien utilizan rudimentarios instrumentos (el primer zombi de ‘La noche de los muertos vivientes’  trata de romper el cristal de un coche con una piedra).
  • Su peligro no reside en su inteligencia ni en su velocidad, sino en su número y en su voracidad.
  • El motivo de esta resurrección masiva de los muertos no es importante y ha variado de una película a otra, siendo a veces la radiación de un arma nuclear o la fuga de una sustancia química de uso militar, algún virus o simplemente la llegada del Juicio Final.

De este no escapas…

Vale, tengamos en cuenta que el género zombi ha ido a más año tras año por diversas razones. Las principales podrían ser la típica mejoría de los efectos disponibles para la realización de los mismos, el mejor maquillaje y la madurez cinematográfica y los conocimientos de género. Así pues, y siempre bajo nuestra propia y maravillosa opinión, nos quedaríamos con…

El número es importante

Y es que manda narices, oye… cantidades ingentes de muertos vivientes se han convertido en los amos y amas del terreno. Si vas a un bosque para recortar trecho hasta tu destino… ¡caminantes al canto!; si vas a una gasolinera abandonada por que necesitas repostar para continuar tu camino… ¡caminantes al canto!; si tienes que entrar en un hospital por que a tu acompañante le han disparado y necesita antibióticos… ¡caminantes al canto!

Es un auténtico no parar de zombis y zombis por cualquier metro cuadrado que te encuentres. Todos aquellos expertos del mundo TWD estiman que el número de caminantes por humano es de 5000 a 1. Hay 7365 millones de humanos, ergo…

¿Dónde se lo pusieron más crudo a los protagonistas?

En las conocidas series ‘The Walking Dead’ y ‘Fear The Walking Dead’ -entre las cuales han anunciado crossover, por cierto- los “caminantes” son unos seres altamente peligrosos; pero no son los únicos que a los protagonistas se las han hecho pasar canutas, ni mucho menos los más mortíferos. ‘Guerra Mundial Z’, sin ir más lejos, recurre claramente a la cantidad ingente de infectados que son capaces incluso de alzarse por encima de un muro subiéndose los unos en los otros, y en ‘Amanecer de los muertos’ son velocísimos. En ‘Grindhouse (Planet Terror)’, de Robert Rodriguez son asquerosos y con un hambre voraz; en ‘Soy Leyenda’ son absolutamente salvajes y muy fuertes; en la saga ‘Resident Evil’ son alterados con experimentos o creados a conciencia por humanos; en ‘[·Rec]’ más de lo mismo; en ‘La tierra de los muertos vivientes’ poseen unas dotes algo más… inteligentes; tanto que uno maneja hasta un arma de fuego. Muchos zombis hay en el género, y algunos difíciles de diferenciar, pero sin duda todos mortíferos en mayor o menor medida.

Fotograma de ‘Guerra Mundial Z’

El Zombi imparable

No solo de zombis “la leche de chungos” vive el mundo del cine. También se han creado cintas que los han ridiculizado, utilizado o incluso domesticado. ‘Bienvenidos a Zombieland’, cuya secuela será una realidad, nos mostraba un mundo plagado de zombis, pero en el cual con unas cuantas reglas bien utilizadas podrías sobrevivir. En ‘Fido’ vemos a los zombis como mascotas o domesticados; en ‘Zombies Party’… bueno, el título lo dice todo y así podemos contar un número bastante alto de películas en las que los muertos vivientes no son esos seres que asesinan y atemorizan a la humanidad.

Aún así, y si algún día llegase dicha hecatombe mundial y tuviésemos que poner en práctica todos los conocimientos que hemos adquirido a lo largo de las películas y series para sobrevivir ante estos seres. Dichos conocimientos los vamos a intentar resumir en un gráfico:

¿Y la tuya? ¿Qué película de zombis te encanta? ¡Déjanos un comentario!

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.