‘El Séptimo hijo’ (Sergey Bodrov, 2014)

Lo que podría haber sido una apasionante aventura fantástica en un mundo de poderosas brujas perseguidas por valientes y experimentados cazadores es, en ‘El séptimo hijo’, una historia sin sentido ni propósito.

Estamos acostumbrados a películas para toda la familia del género fantástico, muy pocas alcanzan el titulo de obras maestras, pero al menos las podemos disfrutar sin estar preguntándonos continuamente por qué ha pasado una cosa u otra y de donde han salido ciertos personajes. Esto no pasa con la película de Sergey Bodrov, en la que continuamente pensamos ¿De dónde ha salido esta mujer?, ¿Por qué dice o hace eso? El problema seguramente venga de la pobre adaptación que han hecho de la novela ‘El aprendiz del espectro’ de Joseph Delaney, la cual plantea una historia de aventuras y una ambientación para crear una saga de películas fascinante y atractiva, pero que en la gran pantalla sabe a muy poco. Los paisajes son preciosos, majestuosas montañas y frondosos bosques hacen junto a unas ciudades muy bien construidas, que nos quedemos en la sala. Lo mismo podríamos decir del vestuario, bastante conseguido, nos introduce en un mundo pasado, pero siempre con un toque actual que consigue captar nuestra atención.

Septimo hijo - Magazinema (3)

No podemos decir lo mismo de las actuaciones, en este largometraje no se salva ni Julianne Moore. El guión es pésimo, las incongruencias y saltos en la historia nos marean incesantemente, pasamos de una localización a otra sin saber muy bien por qué, y eso hace, quizá, que los personajes nos parezcan insulsos y sin ningún trasfondo. No hay actor o actriz que pueda salir bien parado con esa mezcla, ni siquiera los experimentados Jeff Bridges y Julianne Moore. La actriz da vida a la malvada bruja (Madre Malkin), uno de los personajes en torno a los que gira la trama, quien intenta reunir a su ejército de acólitos para derrocar a los humanos y hacer el mundo suyo tras ser traicionada y abandonada por un humano.

Septimo hijo - Magazinema (1)Jeff Bridges, en este caso, Maestro Gregory, será el hastiado y experimentado cazador cuya misión es adiestrar al joven protagonista de la historia. ¿Quién ha sido el elegido para ser la cara visible de esta producción? Ben Barnes, o como otros muchos lo conocerán, el príncipe Caspian, de las afamadas ‘Crónicas de Narnia’ es el protagonista en torno al cual debería girar la historia, algo que no siempre ocurre, el maravilloso guión nos lía hasta ese punto. Nunca llegamos a saber bien que hace un aprendiz de espectro (cazador de brujas), ni por qué se elige al séptimo hijo del séptimo hijo, ni alcanzamos a comprender lo que podría ser una fascinante historia. Comenzamos con un aprendiz, Kit Harington, y todo encaja, nos gusta en este papel, es creíble, quizá porque estamos acostumbrados a verlo en atuendos similares en Juego de Tronos, pero mucho antes de lo que esperamos, pasamos a Barnes de una forma un tanto torpe y burda. Desde este momento tenemos que conformarnos con el apuesto y novato Tom Ward, quien no saca todo el partido que debería a esta oportunidad de compartir escena con Moore o Bridges, tampoco ayuda nada el insulso personaje femenino, Alicia Vikander, que nos colocan a su lado, que aparece y desaparece de escena atropelladamente sin mucha elegancia, pero que aun así se las apaña para atraer la atención del protagonista, creando una historia de amor sin pies ni cabeza, de frases bobas, sin temporalidad o romance real alguno.

La historia no queda para nada cerrada, en el caso de que sigan intentando vender entradas con una segunda parte, espero que al menos tengan la bondad de mejorar el guión.

Para aquellos valientes que se atrevan a verla, aquí tenéis el trailer.

Marta Pedraza

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co