‘El Niño’ (Daniel Monzón, 2014)

Muchas veces el mundo del cine te deja sin aliento gracias a unas escenas trepidantes y un guión excepcional, lo raro es que esto pase en nuestro cine. Con esto no quiero decir que nuestro cine sea mejor o peor, simplemente digo que este no es precisamente nuestro fuerte, o eso pensaba hasta que vi El Niño. Luis Tosar y Jesús Castro se enzarzan en unas persecuciones dignas de Hollywood.

Daniel Monzón nos cuenta la historia de dos personajes totalmente opuestos. Uno de ellos, el niño, hará todo lo que esté en su poder, incluso infiltrarse en una red de narcotráfico, para abandonar una vida conformista, mientras que Jesús, un agente de la brigada antidroga, intentará por todos los medios hundir esa misma red para dar caza a su líder y evitar la creciente escalada de violencia que asola Gibraltar.

Lo bueno de ‘El Niño’ es que tiene más de un punto fuerte. Hemos mencionado los efectos especiales, que son de lo mejor que hemos visto hasta ahora en nuestro cine. Escenas rápidas que te adentran en lo más salvaje del Mediterráneo, pero lo que a mí de verdad me ha cautivado ha sido el guión. Es directo, escueto, muy andaluz cuando tiene que serlo, y muy marroquí de vez en cuando, lo que aporta una credibilidad muy necesaria para rodar una película fronteriza de este calado. Incluso cuando las escenas de acción toman protagonismo, el guión sigue siendo relevante y muy necesario para completarlas.

Con respecto a los actores, que vamos a decir de Luis Tosar, o como muchos lo recordamos desde el día que vimos Celda 211 (2009), Malamadre, está impecable, inmutable, aunque para rasgos inmutables los del joven Jesús Castro, toda una revelación para el cine nacional. elnio201408-10Para no tener ni idea de lo que hace (hasta hace unos meses no era siquiera actor) poco se le puede reprochar al Niño, da la talla totalmente, se le ve suelto, cómodo con su papel, con el guión y el resto del reparto, algo de lo que estoy segura tiene gran parte de culpa “el compi” también conocido como Jesús Carroza, a quien hemos visto en la ya mencionada Celda 211 (2009), Grupo 7 (2012) o La Isla Mínima (2014). Hace un papel inolvidable, las risas y la complicidad que trae a la pantalla hace que sea el personaje más memorable de la película.

Algo que no podemos olvidar mencionar de este largometraje es la fotografía, los planos y los puntos de fuga que quedan en nuestra retina cuando ya hemos salido de la sala. Del puerto de Algeciras, Daniel Monzón consigue captar la belleza del día a día de un paisaje industrializado a base de containers, todo ello en un fuerte contraste con la abigarrada realidad marroquí, en una miríada de hogares donde la humildad de sus gentes contrasta con los negocios ilegales que mantienen a flote a solo unos pocos. Esta radiografía de dos culturas que conviven a escasos kilómetros de distancia, bajo el inmenso abismo de dos continentes de diferencia nos permite conocer una realidad que muchos de nosotros obviamos o simplemente no imaginamos pueda pasar tan cerca de nuestros hogares.

Sin títuloEsperemos no pase tanto tiempo hasta la próxima película de Monzón, el cine español necesita más acción para salir de su letargo. Este 2014 ha sido un soplo de aire fresco en nuestra historia. Con las atrevidas cintas que se han presentado el público se ha animado, ha acudido a las salas y ha salido maravillado ante el mundo de posibilidades que nuestros directores y actores han abierto. Si te gusta el buen cine de acción ‘El Niño’ es una película que no quieres perderte.

Marta Pedraza

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co