‘El lobo de Wall Street’ (Martin Scorsese, 2013)

En El lobo de Wall Street seguiremos la frenética y opulenta forma de vida de un corredor de bolsa que acabó recluido en una prisión federal acusado de manipular valores bursátiles en la década de los noventa. Se trata de una película basada en la autobiografía de Jordan Belfort

Martin Scorsese dirige por quinta vez a Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street. Una película llena de excesos, exuberante y tan obscena como divertida.

eldws-6

Lo último de Scorsese ha conseguido cinco nominaciones a los Oscar, a pesar de no haber logrado ganar ninguno. Sus cinco nominaciones son las siguientes: Mejor película, Mejor director, Mejor actor, Mejor actor de reparto, Mejor guión adaptado.

En la película se cita continuamente 'el sueño americano' elevado a la enésima potencia, ya que Jordan Belfort viene de una familia humilde. Su empresa es un 50% boiler room (ventas agresivas con teleoperadores del mundo del mercado financiero) y un 50% telepredicador que convence a los trabajadores.

Tres horas de excesos, corrupción, adicciones, avaricias y orgías, que se nos presentan en su inicio, de la forma más "honesta" y particular posible: lanzando un enano contra una diana. Para desenmascarar la gran mentira capitalista, Scorsese huye de todos los tecnicismos financieros para mostrarnos un desenfrenado y contundente tratado sobre la degeneración y la codicia.

jonah-hill-es-una-escena-de-el-lobo-de-wall-street

La película está llena de virtudes. Virtudes que Jordan Belfort personifica como nadie: "A diario tomo suficientes drogas como para sedar a Manhattan, Long Island y Queens… durante todo un mes". Otra de sus perlas: "El dinero te hace mejor persona". Son dos frases que resumen al personaje encarnado por un colosal y explosivo Leonardo DiCaprio.

Se aleja totalmente de cualquier moralidad, arrastrando al espectador a una espiral de orgías en la que el principal afrodisiaco es el dinero, sin lugar a dudas. Aleccionado por su mentor, al principio de la película, Jordan Belfort pasará de ser un simple aprendiz, a ser un auténtico cazador de dólares, hasta el punto de no saber dónde meter tanto dinero.

Para dar rienda suelta a esta explosión de excesos y adicciones, Martin Scorsese (Shutter Island, Infiltrados, Casino) se deja convencer por Leonardo DiCaprio (Origen, Shutter Island, Diamante de sangre), que interpreta a Jordan Belfort, de una manera asombrosamente brutal, con una interpretación que dejará sin palabras al espectador, dejando claro que era uno de los favoritos para el Oscar como mejor actor, únicamente superado por Matthew McCounaghey (Dallas Buyers Club, Mud, El inocente) que está sublime en los escasos minutos en que aparece, y que es el autor del subidón de esta película, y que consigue "robarle" el Oscar a DiCaprio con su genial interpretación en Dallas Buyers Club; Jonah Hill (Juerga hasta el fin, Moneyball, Supersalidos) que está ante uno de los mejores papeles de su carrera, por el que estuvo nominado como mejor actor de reparto, y que fue derrotado por Jared Leto, también por su papel en Dallas Buyers Club, junto a McCounaghey; la aparición de la explosiva Margot Robbie, que hasta ahora solo había aparecido en series de televisión, ensalza aún más esta película con su interpretación de diez.

el-lobo-de-wall-street-se-pospone-hasta-el-dia-de-navidad_no__13307_r8030.jpg

También podemos disfrutar de Kyle Chandler (Argo, La noche más oscura, King Kong) que interpreta de forma magistral al agente del FBI Patrick Denham, el némesis particular de Jordan Belfort; Jean Dujardin (Monuments Men, The Artist, Pequeñas mentiras sin importancia) que está genial interpretando a un banquero sin escrúpulos a la hora de gestionar desde Suiza la ilícita fortuna que le cae como llovida del cielo; Cristin Milioti (Year of the carnivore), que apareció en la exitosa serie Cómo conocí a vuestra madre y que interpreta muy acertadamente a la mujer de Belfort; Rob Reiner (Alex & Emma, Historia de lo nuestro, Balas sobre Broadway) es el temperamental padre de El lobo de Wall Street; Jon Bernthal (El mensajero, El escritor, Day Zero) plenamente centrado en la ley de la oferta y la demanda.

lobo-Wall-Street_TINIMA20140117_0767_3

Tres escenas le bastan a Matthew McConaughey para sentar las bases financieras y filosóficas de la farsa de Wall Street y para fascinarnos con su extravagante personaje. Tanto es así, que nos vemos envueltos en la necesidad de golpearnos el pecho al ritmo de su himno de autoestimulación, un concepto, que según él, es básico para tener éxito en el negocio del mercado de valores.

El dinero es la mayor de las religiones de la era moderna, pero pocas películas habían entablado el correcto diálogo entre la fe y la codicia, entre el sistema capitalista y la creencia en el poder de la riqueza. Martin Scorsese y Terence Winter se vuelven a aliar para contarnos la vida de Jordan Belfort, traída directamente de su propia novela El lobo de Wall Street.

Con una fotografía y unos escenarios dignos de mención, gracias a Rodrigo Prieto, y una banda sonora increíble, compuesta por varios artistas y en gran parte, por Howard Shore, que hace las delicias del espectador en cada escena que decoran. Por ejemplo, la canción de Kanye WestBlack Skinhead se escucha durante el famoso baile de Leonardo DiCaprio en la película.

El lobo de Wall Street es el ejemplo más claro para ver que Martin Scorsese, el auténtico "Lobo de Hollywood", está en plena forma.

 

Quien no quiera ser rico, que se vaya a trabajar a un McDonald's.

Jordan Belfort

 

Os dejo con su inigualable banda sonora, que no tiene desperdicio alguno:

 

Nacho Vega

Diplomado en Educación Física del Deporte. Preparador deportivo. Analista de cine en @cinedosmil y @MagaZinema_.

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co