‘El Hobbit: La batalla de los Cinco Ejércitos’ (Peter Jackson, 2014)

Después de haber recuperado el reino del Dragón Smaug, la Compañía ha desencadenado, sin querer, una potencia maligna. Un Smaug enfurecido vuela hacia la Ciudad del Lago para acabar con cualquier resto de vida. Obsesionado sobre todo con el reino recuperado, Thorin sacrifica la amistad y el honor para mantenerlo mientras que Bilbo intenta frenéticamente hacerle ver la razón por la que el hobbit toma una decisión desesperada y peligrosa. Pero hay aún mayores peligros por delante. Sin la ayuda aparente del mago Gandalf, su gran enemigo Sauron ha enviado legiones de orcos hacia la Montaña Solitaria en un ataque furtivo. Cuando la oscuridad se cierna sobre ellos, las razas de los Enanos, Elfos y Hombres deben decidir si unirse o ser destruidos. Bilbo se encontrará así en la batalla épica de los Cinco Ejércitos, donde el futuro de la Tierra Media está en juego.

hobbit-batalla-cinco-ejercitos-primer-trailer

El Hobbit: La batalla de los Cinco Ejércitos, es el cierre de la trilogía El Hobbit, adaptación cinematográfica del homónimo escritor J.R.R. Tolkien. Todo empezó con El Hobbit: Un viaje inesperado y continuó en El Hobbit: La desolación de Smaug, para por fin, tener el desenlace de la precuela de El Señor de los Anillos, y la verdad, la espera ha merecido la pena.

Todo empieza, donde se quedó la segunda parte, por lo tanto, nos encontramos con un inicio trepidante, espectacular y cargado de acción. Más tarde, la historia se centra en las respectivas ambiciones de los personajes, y en relatar las diferentes subtramas que quedaron abiertas en su anterior parte, hasta terminar con una colosal batalla, la cual, los seguidores de Tolkien y su ya tan entrañable como conocida Tierra Media, estarían ansiosos de ver reproducida en la gran pantalla.

Tras el fragor de la batalla nos encontramos un epílogo entrañable que sirve de nexo con su sucesora en el orden cronológico: El Señor de los Anillos.

Banner22

Esta historia continúa exponiendo los valores que Tolkien intentó inculcar en su día, en todas sus novelas: la exaltación de la amistad, el honor, el valor o la superación personal son un foco importante en el cual gira la historia.

Peter Jackson vuelve a demostrar que cuando quiere, se puede hacer una gran película. El arranque con Smaug es de elogio; la escena de Bardo con la carreta y el troll es para ponerse en pie; la salida de Thorin de la montaña queda para el recuerdo. Legolas vuelve a gozar de escenas tan espectaculares e increíbles, como ya lo fueron en El Señor de los Anillos.

El equilibrio es casi perfecto y todos tienen su momento: Bardo asumiendo el liderazgo de un pueblo destruido, Bilbo con su carácter conciliador, el amor prohibido de Mithrandir, el romance de Tauriel, o la corrupción del corazón de Thorin cegado por el oro.

hobbit-battle-armies

Peter Jackson (The lovely bones, King Kong, Trilogía El Señor de los Anillos) tiene la suerte de mantener su reparto original, que sin duda alguna, es el buque insignia de esta nueva trilogía. Martin Freeman (Breaking and EnteringWild TargetBienvenidos al fin del mundo) culmina su historia como Bilbo por todo lo alto, siendo de lo mejor que hay a nivel interpretativo en esta película; Ian McKellen (X-Men: Días del futuro pasadoEl código Da VinciTrilogía El señor de los anillos) parece haber nacido para el papel de Gandalf, y es junto con Freeman, otro de los pesos pesados en cuanto a interpretación se refiere; Richard Armitage (En el ojo de la tormentaCapitán América: El primer vengadorHelada) nos muestra una evolución de su personaje de una forma sobresaliente, volviendo a los orígenes de un Thorin más épico;  Luke Evans (El enigma del cuervoLos tres mosqueterosRobin Hood) sabe mantenerse firme en el papel de líder obligado, muy creíble; Evangeline Lilly (Acero PuroEn tierra hostilPremonición) nos roba el corazón una vez más dando vida a Tauriel; Orlando Bloom (Trilogía Piratas del CaribeEl reino de los cielosTrilogía El Señor de los Anillos) demuestra que sigue en plena forma y nos regala unas escenas técnicamente espectaculares; Benedict Cumberbatch (12 años de esclavitudStar Trek: En la oscuridadAgosto) vuelve a realizar una gran labor, vocalmente para dar voz al Nigromante, y también, poniendo su voz y la actuación mediante la técnica de movimiento Motion Capture para dar vida a Smaug.

THE HOBBIT: THE BATTLE OF FIVE ARMIES

Howard Shore es nuevamente el encargado de componer los temas para este final épico, en el que la música y la escenografía se mezclan para regalarnos un festín audiovisual increíble, digno del cierre de esta gran obra. Mención especial a Billy Boyd y su The Last Goodbye, que no se corta a la hora de intentar sacarlos una lagrimita al final de esta historia.

Andrew Lesnie vuelve a maravillarnos con sus escenarios imposibles, como ha hecho en sus cinco anteriores trabajos sobre la Tierra Media. La batalla de los Cinco Ejércitos no sería tan épica, si no hubiese conseguido este apartado tan bien medido.

El-Hobbit-La-batalla-de-los-cinco-ejercitos_reference

El Hobbit es la semilla, el inicio de un nuevo paradigma inspirado con todo el potencial interno para desarrollarse y florecer en El Señor de los Anillos y el Silmarilion. Por su naturaleza, podemos decir que es una obra menor, tanto por envergadura, como por épica o esplendor, pero es el padre de la Tierra Media, y se merece ese cariño y respeto que Peter Jackson ha intentado transmitir.

Tenía la responsabilidad de dar un final fiel al libro y a las dos trilogías, enlazar el cuento con la novela, donde el padre y el hijo se abrazan mutuamente, y a su vez, despedirse dignamente del público, que con tanta ilusión ha seguido esta historia.

THE HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUG

“Si más gente valorara el hogar por encima del oro, este sería un mundo más feliz”.

Thorin Escudo de Roble, Rey de Erebor

La manera de enlazar El Hobbit con El Señor de los Anillos, no tiene desperdicio alguno, y el verdadero sentimiento de tristeza viene cuando escuchamos la música de los créditos con la conclusión de la trama, The Last Goodbye, compuesta por Billy Boyd.

Aquí os dejo parte de su Banda Sonora Original:

Por último, el grandísimo tributo que ha hecho Billy Boyd (Pippin en El Señor de los Anillos) a todos los que han crecido bajo el manto y las estrellas de la Tierra Media, para despedir dos trilogías muy queridas por todos, con un último adiós, como bien dice el título de su emotiva canción: The Last Goodbye.

Una canción de letra épica y tono emotivo con la que Jackson y los suyos se despiden de la Tierra Media después de seis películas y casi 18 horas de intenso cine. El adiós musical en voz de un mediano al universo Tolkien.

I saw the light fade from the sky 
On the wind I heard a sigh
 
As the snowflakes cover my fallen brothers
 
I will say this last goodbye

Night is now falling 
So ends this day
 
The road is now calling
 
And I must away
 
Over hill and under tree
 
Through lands where never light has shone
 
By silver streams that run down to the sea

Under cloud, beneath the stars 
Over snow one winter’s morn
 
I turn at last to paths that lead home
 
And though where the road then takes me
 
I cannot tell
 
We came all this way
 
But now comes the day
 
To bid you farewell

Many places I have been 
Many sorrows I have seen
 
But I don’t regret
 
Nor will I forget
 
All who took the road with me

Night is now falling 
So ends this day
 
The road is now calling
 
And I must away
 
Over hill and under tree
 
Through lands where never light has shone
 
By silver streams that run down to the sea

To these memories I will hold 
With your blessing I will go
 
To turn at last to paths that lead home
 
And though where the road then takes me
 
I cannot tell
 
We came all this way
 
But now comes the day
 
To bid you farewell

I bid you all a very fond farewell

Es un bonito “fin del principio”, digno de Tolkien, de Peter Jackson y de la Tierra Media. Los libros y las películas vivirán siempre con nosotros, y la Tierra Media siempre será nuestro hogar, nuestra pequeña Comarca particular.

Disfruta de las críticas de El Hobbit: Un viaje inesperado y de El Hobbit: La desolación de Smaug.

Nacho Vega

Diplomado en Educación Física del Deporte. Preparador deportivo. Analista de cine en @cinedosmil y @MagaZinema_.

7 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co