‘El día del Chacal’ (Fred Zinnermann, 1973)

El día del Chacal: el sicario perfecto (o casi)

Chacal-575835630-largeEso de adaptar a la gran pantalla historias nacidas en los libros o en los cómics, sin mencionar las incontables revisiones que se han hecho de películas estrenadas hace décadas, son los recursos más utilizados para mantener a flote la creatividad dentro de una industria que, muchas veces, parece haber perdido el rumbo. Y aunque durante los últimos años este hecho se ha percibido como la última defensa del cine frente a las innovadoras propuestas dramáticas de la televisión, mucho más arriesgadas en sus temáticas y mejor construidas, no se trata de nada nuevo.

Ejemplos de lo anterior sobran, pero para el motivo que justifica este texto basta con mencionar una palabra: Chacal. Es probable que al leerla algunos de vosotros penséis en la película de 1997 titulada The Jackal, esa en la que Bruce Willis hace de un asesino a sueldo contratado para matar a la Primera Dama de los Estados Unidos. Sidney Poitier en el papel de un agente del FBI y Richard Gere personificando a un ex terrorista del IRA que colabora con las autoridades, son quienes se lanzan a la peligrosa labor de evitar que el sicario termine su trabajo.

Pero no. Esta es una versión, un remake discutible (aunque no desechable) hecho 27 años después de la original. Nos estamos refiriendo a “The Day of the Jackal”  (El Día del Chacal) película estrenada en 1973 bajo la dirección de Fred Zinnemann, responsable de High Noon (Solo ante el peligro) y de From Here to Eternity (De aquí a la eternidad), entre otras inolvidables joyas cinematográficas. Se trata, además, de una adaptación bastante fiel de la novela de suspense del mismo nombre escrita por Frederick Forsyth.

                              JackFox

La historia parte de un hecho real: la liberación de Argelia del dominio francés lograda durante el gobierno de De Gaulle y la formación de la Organization de l’Armée Secréte (OAS), grupo ultranacionalista de carácter violento que no aceptaba la independencia de la antigua colonia. Sus integrantes culpaban al viejo general de sumir a Francia en la decadencia y de haberla hecho perder su gloria de antaño. Por lo mismo, decidieron que asesinarlo era la única alternativa para el país.

Para llevar a cabo su propósito contactan con un implacable asesino a sueldo con aires aristocráticos que, bajo el pseudónimo de Chacal, iniciará un escrupuloso proceso de preparativos que terminará con la policía francesa pisándole los talones y con el espectador absorto en un guión de primer nivel que logra mantener la tensión durante los 143 minutos que dura.

Zinnermann aborda el relato de la manera más limpia que puede: utilizando un estilo visualmente descriptivo, evitando el exceso de diálogo, musicalizando lo preciso para que los silencios tengan un rol determinante en la narración, cambiando el foco de atención continuamente con el objetivo de contar la historia desde el punto de vista de Chacal (interpretado por un magnífico Edward Fox) y del inspector Claude Lebel (Michael Lonsdale), veterano policía designado por las autoridades para darle caza.

f2b7c0eaf369e8cabcbe89b9b2a37df6o

El director establece el desarrollo dramático del largometraje sobre dichos elementos, situando a los protagonistas en una carrera contra reloj que sólo puede terminar de la manera más obvia, pero esto es un hecho condicionado por la historiografía. El atractivo de El día del Chacal reside en la manera en que está contada y en la forma en que los personajes revelan los matices de sus propias personalidades al espectador, privilegiando el hecho y la expresión por sobre la palabra.

Estamos frente a un thriller construido con oficio y elegancia. No por nada es una de las obras que continuamente se citan cuando se habla sobre del cine inglés de la década de los setenta. Eso sí, en el caso de que estéis acostumbrados al ritmo trepidante de las películas de hoy, llenas de persecuciones, secuencias de acción, golpes y disparos, pensad que El día del Chacal no va de eso. Va de guión.

Pablo Rodríguez Pinto

Periodista, Copywriter, redactor, fanático de la música y el cine. Rockdríguez

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co