‘Viaje a Sils Maria’ (Olivier Assayas, 2014)

Magazinema Viaje a Sils Maria 1

El ilustre escritor francés, Gustave Flaubert, una de las principales figuras literarias del realismo en el siglo XIX y que sirvió de puente al naturalismo, dijo: “El futuro nos tortura, y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente”. Tomando como escenario la belleza de los Alpes suizos, Olivier Assayas ha deslumbrado en todo el mundo con ‘Viaje a Sils Maria’, que estuvo en la Selección Oficial de la 67ª edición del Festival de Cannes y que se alzó con el Premio César a Mejor Actriz de Reparto.

Maria Enders deslumbró a todo el mundo cuando interpretó a Sigrid en la obra de teatro ‘La serpiente de Maloja’ del aclamado dramaturgo Wilhelm Melchior. Su habilidad por encarnar a una joven femme fatale que seduce a su jefa, Helena, una mujer madura insegura que acaba suicidándose cuando Sigrid le abandona. 20 años después, Maria está en la cúspide de su carrera, cuando se encuentra viajando a Sils Maria para homenajear a Melchior, el que la descubrió. La inesperada muerte del dramaturgo trastoca todos los planes. Es en ese momento cuando se le ofrece volver a interpretar la obra, pero no para interpretar a Sigrid sino a Helena, la trágica mujer madura.

Magazinema Viaje a Sils Maria 2

El fenómeno de las nubes de Maloja en Suiza sirve de trasfondo para mostrar cómo debajo de una capa tranquila y bella se esconde el deseo a negar el paso del tiempo. Esos bellos paisajes de las montañas helvéticas son la carta de invitación que abre paso a Valentine (Kristen Stewart), la asistente de Maria, que actúa cual fiel confidente y expresa los lados más incómodos de una diva de la actuación que sabe que ya no es joven, que debe enfrentarse en el teatro a aquello de lo que se burló lascivamente en su juventud, de la atormentada Helena, y Stewart lo hace tímidamente, tras una gafas que oculta a un personaje semejante al de Bibi Andersson en ‘Persona’ de Ingmar Bergman.

Porque este viaje interior a Sils Maria, hogar de reposo de Nietzsche antes de su descenso a los infiernos de la locura, no sólo es un diálogo entre una actriz y su asistente sobre el paso del tiempo o lo efímero de la fama. El fenómeno de las nubes, la belleza del lago Sils, que se convierte en reflejo de tal acontecimiento, se transforma en metáfora sobre la dedicación que da el actor a su labor, la parte de su alma que pone. Llegado un momento, no se sabe qué es lo que se representa y quién se es en realidad.

La profundidad de ‘Viaje a Sils Maria’ plantea otras cuestiones sobre la percepción que se tiene sobre el cine y la cultura en general a lo largo del tiempo. Para ello, Assayas cita a elementos de lo más ecléctico como pueden ser Baltasar Gracián; los X-Men de Marvel; a uno de los actores fetiches de Herzog, Klaus Kinski; o a la polémica Lindsay Lohan. ¿Por qué tiene que ser menos profunda ‘Capitán América: El soldado de invierno’ que ‘Metrópolis’ de Fritz Lang?

Magazinema Viaje a Sils Maria 3

Este ensayo que plantea Assayas es cerúleo y frío pero absolutamente cautivador. El duelo de actrices entre Juliette Binoche y Kristen Stewart es fascinante. La francesa vuelve a demostrar por qué es la mejor intérprete de su generación, da un poco de su propia vida al personaje, como las clásicas divas del cine. Por otro lado está Stewart, que sorprende al demostrar que actúa, la Bella de la saga ‘Crepúsculo’ realmente se quita ese San Benito con este largometraje, que le convirtió en la primera actriz estadounidense en ganar un premio César.

Si este duelo de féminas es increíble, la emoción aumenta al llegar la tercera en discordia. Chloë Grace Moretz aparece cual Eva al desnudo, decidida a demostrar que la veterana Binoche ya no es lo que era. Un atrevimiento altanero, que Moretz sabe lidiar. Sin embargo, aquí la debutante no le puede pisar a la experimentada; la diva francesa sale indemne del desafío.

Con Suiza como testigo, Assayas crea una interesante y hermosa metáfora acerca de lo difícil que resulta ser actriz por ese horrible paso del tiempo al que no es fácil hacer frente. Un relato acerca de cómo el pasado, la dependencia a la gloria, atormenta y cómo el futuro en la madurez es visto como un aterrador abismo. Una obra maestra donde el presente es lo único que queda. El trío de actrices acaba con su juego de espejos, el telón se cierra y Assayas firma su mejor largometraje desde ‘Carlos’.

Miguel Ángel Pizarro Da Costa

Periodista. Amante de la cultura y el arte en sus diversas áreas aunque el cine es una de mis grandes pasiones. El cine de animación es mi especialidad. Una buena película es como un buen vino, al principio gusta pero su calidad mejora con los años.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co