Crítica de ‘Reina Cristina’ (2015, Mika Kaurismäki)

Reina Cristina - MAgaZinema 

Título original: The Girl King

Año: 2015 (Finlandia)

Duración: 106 min.

Director: Mika Kaurismäki

Reparto: Malin Buska, Sarah Gadon, Michael Nyqvist, François Arnaud, Laura Birn, Peter Lohmeyer, Martina Gedeck, Patrick Bauchau, Lucas Bryant, Samuli Edelmann,Hippolyte Girardot, Veera W. Vilo, Jenny Rostain, Timo Torikka, Micci Martin

Guión: Michel Marc Bouchard

Fotografía: Guy Dufaux

Música: Anssi Tikanmäki

Género: Drama

Sinopsis: Coronada en 1633, a los seis años, y educada como si fuera un príncipe, la Reina Cristina de Suecia fue una joven dirigente, enigmática y brillante, que combatió a las fuerzas conservadoras para revolucionar Suecia al tiempo que experimentaba el amor y exploraba su incipiente sexualidad. Huérfana de padre, que murió en la guerra, rechazada por su madre y criada en una corte luterana dominada por hombres que pensaban que no tenía otra opción que casarse para tener un heredero, Cristina se vio envuelta entre la pasión y la razón. Revolucionaria, estudiosa de las artes y las ciencias, amiga de Descartes, librepensadora, precursora del movimiento feminista…, en síntesis, una nueva europea políticamente visionaria. Cristina era al mismo tiempo confusa, inquieta, excéntrica, solitaria, y en la corte todos subestimaban tanto su mente brillante como el despertar de la atracción que sentía por la condesa Ebba Sparre. Dividida por el conflicto que le planteaban sus aspiraciones políticas y sus deseos personales, Cristina tomaría una de las decisiones más controvertidas de la historia.

Crítica de ‘Reina Cristina’

por Lourdes Lulú Lou

“La molestia y martirio de una reina que piensa”

Que guste el personaje ¿añade exigencias a la película, o se disculpan sus pormenores por haber tenido la facultad de darte a conocer al mismo?; aparte está el caso de que ya sepas de ella, que poseas información previa de tan lustrosa figura histórica, pues será conocimiento sentenciador que la juzgue, con demanda variable, según se va observando.
Posturas diferentes que mandan a la hora de apreciar y valorar la cinta ya que, del agradecimiento de quien no sabía nada y lo descubre todo nuevo, al informado, ya sea ligero o experto, que sabe de las circunstancias y hechos hay un desajuste sideral, donde no habrá manera de ponerlos de acuerdo.
Pobre o rica, suficiente o escasa, el argumento se debate entre esa ambivalencia de quien disfruta con lo aportado y a quien, dado su saber previo, sólo ve fallos y carencias; ambos, sin embargo, compartirán la locuaz, penetrante y soberana interpretación de Malin Buska, que ayuda enormemente a curiosear con ganas en su vida y a estimarla y valorarla en conjunto, a pesar de cierta flojedad de asuntos y sujetos envolventes; como particular hallazgo te haces vaga idea del portento, valor y firmeza de la reina Cristina, como general abrazo se diluye su importancia y magnetismo al no mostrar, con contundencia y poderío, toda la envergadura de personalidad, coraje de sus decisiones y afianzamiento de sus convicciones contra viento, marea y todo un imperio en contra.
Con todo es historia, lo cual le hace ganar muchos enteros pues siempre es interesante, cultivador y entretenido que te narren lo vivido y ocurrido en otra época, esos amenos tejemanejes de rivalidades, disputas, engaños, traiciones y demás dificultades para gobernar un país por heredada corona; presiones políticas, imposición religiosa, despertar sexual, pensamiento propio más esa edad adulta que entra en escena y lo trastoca todo, con la rebeldía, carácter, osadía y entereza de una mujer valiente, revolucionaria, adelantada a la negrura de su tiempo.
Falta cuerpo y madurez sabrosa, de mayor calado y visionado más impactante, un interior más cuidado y profundo, detallado y penetrante que cubra las delicias de esa atención que se otorga pero no se colma; se perciben tintes de lo que fue esta vigorosa majestad, pero apenas sientes o vives con pasión determinada la herencia de su mandato y lo visionario de su actos.
Las artes, las letras, pinturas y libros como cultura deseada para su pueblo, libertad sexual elegida, fin del analfabetismo como objetivo, amén de esa investigación ilustrada y deseo de participar y promulgar descubrimientos físicos y metafísicos que mejorarán la vida de la gente, un enorme y pesado legado que da para mucho más que una cinta correcta y válida pero que deja mucho, casi lo mejor, fuera o sin gracia y don al ser explicado.
‘The girl king’, la niña rey, que intenta añadir un poco de color a su vida gris, que está en buena salud para concebir pero nunca se someterá al dominio de ningún hombre, que habla y actúa diferente pues, como enamorada devota de la sabiduría de Descartes, busca hallar su glándula pineal, aquel asiento del alma que la prive de amar, sufrir y descorazonarse por tanto mal, rencor y odio que la rodean.
La mujer que no amaba a los hombres, la chica que soñaba con un libro y una pluma femenina, la reina en el palacio de las corrientes asfixiantes…, queda pobre y limitada en su creado reflejo; el cine sueco sabe plasmar con mayor habilidad y destreza sus historias, a la versionada referencia me remito aunque, por supuesto, es una co-producción alemana, francesa y canadiense, con firma finlandesa y la mencionada Suecia, y puede que ese sea el problema, la colaboración falla.

Tráiler de ‘Reina Cristina

Lourdes Lulu Lou

Lo importante sois vos y la película, yo mejor en segundo plano.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co