‘Mientras seamos jóvenes’ (Noah Baumbach, 2014)

Magazinema Mientras seamos jóvenes 1

Dijo se Henrik Ibsen: “No se sirva pues de ese elevado término de ideal cuando tenemos para eso, en el lenguaje habitual, la excelente expresión de mentira”. Presentada en el Festival de Toronto 2014, la penúltima película de Noah Baumbach vuelve a mostrar los conflictos internos de la adultez cuando se aproxima peligrosamente a la vejez.

Josh fue un director documentales prometedor, nada en la vida le iba mejor. Además, se casó con una productora, hija de uno de los más respetados cineastas del género. Han pasado los años y ya sólo queda la sombra de lo que fue. Sin hijos y con amigos que lo recalcan cada dos por tres, Josh y Cornelia han empezado a tener una vida gris. En una de las clases que imparte Josh en la Escuela de Cine en Nueva York, aparece Jamie y su esposa Darby. Ambos tienen 25 años y Jamie admira la filmografía de Josh. Al iniciar una amistad con este joven matrimonio, Josh y Cornelia empezarán a liberarse de prejuicios y vivir una renovada juventud.

Magazinema Mientras seamos jóvenes 2

Baumbach es un maestro de la comedia dramática ¿o es del drama con tintes de comedia? Se ha podido ver en excelentes obras suyas como ‘Una historia de Brooklyn’, ‘Greenberg’ y ‘Frances Ha’. Su labor de guionista es meticulosa, tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle. Como realizador ha sabido combinar estilos ya vistos y los ha sabido de dotar de personajes ciertamente ambiguos. Hay quien incluso se atreve a decir que es un Woody Allen actual mezclado con el arte de John Cassevetes o de su contemporáneo Alexander Payne.

El cineasta neoyorkino empieza de una manera pretenciosa, citando un diálogo de ‘El maestro constructor’ de Ibsen. No es elegido al azar, es más, Baumbach comparte con el dramaturgo noruego esa ácida mirada sobre los ciclos de la vida, la sibilina ambición y la difícil decisión entre elegir un camino de la vida o el de la voluntad personal. En ‘Mientras seamos jóvenes’ se plantea sin dramatismo, actualizado a las generaciones actuales y con una visión cinematográfica.

Pese a que Baumbach desprende un aura autoral propia estadounidense, su forma de trabajar (como el ya citado Payne o Allen) se asemeja más a la de los cineastas europeos. En esta producción el realizador abre varios frentes pero con un tronco que los une a todos. La crisis creativa y generacional que sufre Josh (interpretado magistralmente por Ben Stiller) es también una metáfora del propio cineasta como de su generación cultural. Por otro lado, Baumbach recela de ese relevo de edades, no confía para nada en esos jóvenes artistas nacidos en la era 2.0 que “se apropian” de datos para amoldarlos como mero espectáculo y darles un toque de “originalidad” para dar la impresión de que son jóvenes curiosos y resabidos, cuando realmente es una farsa que roza la estafa.

Magazinema Mientras seamos jóvenes 3

La generación hipster y barbuda que tanto aclama a la filmografía de Xavier Dolan verá su imagen seriamente dañada gracias a un excelente Adam Driver. Baumbach parece hacer también una autocrítica a lo que podría haber sido parte de su propia juventud. No sólo da golpes a esos arrogantes niños bien que creen que han descubierto a Dostoievski o Marx, también a la propia industria de los documentales, sobre qué es real y qué ficción.

Baumbach abre la caja de Pandora con esas reflexiones, que pueden llevarse al plano conyugal como al familiar. Y lo hace gracias a perfilar personajes con muchos claroscuros, elegantes y bien interpretados (Naomi Watts y Amanda Seyfried son estupendas partenaires) a los que lleva a un interesante juego de espejos, algo que supo también hacer el francés Olivier Assayas en ‘Viaje a Sils Maria’. Un realizador que sabe utilizar los elementos convencionales para crear obras propias, con esencia. Un vino joven, no es igual que un crianza aunque este realizador se acerca cada vez más a la bodega de los Gran Reserva.

Miguel Ángel Pizarro Da Costa

Periodista. Amante de la cultura y el arte en sus diversas áreas aunque el cine es una de mis grandes pasiones. El cine de animación es mi especialidad. Una buena película es como un buen vino, al principio gusta pero su calidad mejora con los años.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co