Crítica de ‘El libro de la selva’ (2016, Jon Favreau)

El_libro_de_la_selva-643399158-large - MagaZinemaç

Título original: The Jungle Book

Año: 2016 (Estados Unidos)

Duración: 105 min.

Director: Jon Favreau

Reparto: Neel Sethi, Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Lupita Nyong’o, Scarlett Johansson, Giancarlo Esposito, Christopher Walken, Garry Shandling

Guión: Justin Marks

Fotografía: Bill Pope

Música: John Debney

Género: Aventuras.

Sinopsis: Sigue la historia de Mowgli (Neel Sethi), un niño al que cría una manada de lobos en la selva, y que se embarca en un fascinante viaje de autodescubrimiento cuando se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida. Nueva adaptación de la novela de aventuras de Rudyard Kipling.

Crítica de ‘El libro de la selva’

por Marc Segura

“El octavo pecado capital: no disfrutarla en el cine”

Casi medio siglo ha pasado desde la irrepetible ‘El libro de la selva’, una joya del cine de animación que aún hoy perdura como una cinta de culto del género. ¿He dicho irrepetible? Cierto, las aventuras de Mowgli, Baloo y Baguira fueron producto de un todo que para los que amamos el séptimo arte por suerte nunca volverá a ocurrir como tal, y digo por suerte porque es precisamente eso lo que convierte al título de Dinsey en un producto único.

Partiendo de esa premisa, la nueva adaptación del cuento de Rudyard Kipling dirigida por Jon Favreau (‘Iron Man’, ‘Cowboys & Aliens’) es una inmensa película, sin más, conoces el argumento así que sin reproches en ese aspecto si eres capaz de entender que se trata de una adaptación. A partir de ahí todo es simplemente maravilloso, un espectáculo visual en toda regla. Si como yo pensabais que en pleno siglo XXI ya poco nos podía sorprender el cine en el apartado gráfico estáis muy equivocados, ‘El libro de la selva’ es sublime en ese aspecto, un espectacular trabajo que por mucho que pese a los aduladores de lo tradicional nos ratifica que la evolución tecnológica aún tiene muchísimo que aportar a este mundillo. El realismo logrado es tal que no cabe más que rendirse ante tan colosal evidencia, razón más que de peso para que cualquiera que disfrute viendo largometrajes cometa el craso error de no gozarla en la gran pantalla.

La adaptación de Favreau es mucho más oscura que la original cuyo humor simpaticón rebosa por doquier, aun siendo bastante fiel a su predecesora la historia disiente en algunos aspectos pero ello no afecta en absoluto al resultado final. Todos los personajes rozan la excelencia, puede que les falte esa chispa tan característica de los protagonistas de la cinta de animación pero lo cierto es que el conjunto en sí desprende un aire más formal sin llegar a renunciar a algunos sutiles toques de humor. ¿Es la película perfecta? No, esa seriedad añadida en esta nueva versión puede despertar cierta melancolía en los devotos de la cinta original. Otro pero puede recaer en la elección de Neel Sethi como Mowgli, no desentona, pero aun teniendo en cuenta un factor tan relevante como su corta edad cierto es que otro podría haber encajado mejor en el papel, después de ver la increíble actuación de Jacob Tremblay (un año menor que Sethi) en ‘Room’, el listón de los actores más precoces está cada vez más alto.

Aunque seguro podréis encontrar una pega u otra a esta nueva versión de ‘El libro de la selva’ haceros un favor, dejar los prejuicios en casa, compraros la entrada y dejaros llevar durante apenas dos horas por toda una obra de arte al menos en lo que al apartado visual se refiere, la historia funcionó en su momento y sigue funcionando ahora. Un título para los amantes del clásico de Dinsey, para aquellos que por su corta edad no la disfrutaron, para el fanático de las películas de aventuras, para el escéptico del cine comercial, para cualquiera que de una manera u otra disfrute viendo películas, sin duda alguna esta nueva versión de ‘El libro de la selva’ es para todos, no os la perdáis.

Tráiler de ‘El libro de la selva’

Marc Segura Arasa

Nacido en el 80, Licenciado en Periodismo y currante en comunicación corporativa. Adicto al cine porqué es la única droga que consigue evadirme absolutamente de todo. Aspirante a ‘vividor’ ya que como dijo Oscar Wilde “Lo menos frecuente en este mundo es vivir, la mayoría de la gente existe, eso es todo”.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co