‘Maps to the Stars’ (David Cronenberg, 2014)

 

Se suele comentar que en la madurez es cuando se crea un cine más intimista, personal y conservador. En el caso de David Cronenberg; si es más personal su última propuesta, ‘Maps to the Stars’, significa que está comentando realmente lo que piensa de la industria del show-business y, ya de paso, sobre el mundo. Premio a la Mejor Actriz para Julianne Moore en el pasado Festival de Cannes, Cronenberg disecciona los sueños de Hollywood.

Stafford Weiss es terapeuta y escribe libros de autoayuda. Tiene una mujer ambiciosa que ejerce de representante artístico de su hijo, que es una antigua estrella de la televisión y que está en rehabilitación, y una hija que acaba de salir del psiquiátrico. La principal cliente de Stafford es una famosa actriz, Havana Segrand, que está a punto de interpretar el papel que hizo su madre en los años 60. Sin embargo, los fantasmas y tormentos del pasado harán acto de presencia torturando a estas estrellas.

Magazinema Maps to the Stars 2

Para poder ver cómo realmente es esta película hay que aceptar que Cronenberg no sabe, ni quiere saber, a qué está criticando realmente. Este mapa de las estrellas podría interpretarse como una ácida fábula sobre Hollywood y su máquina de crear sueños rotos, de estrellas decadentes caídas en el olvido o de cómo las farmacéuticas podrían (o peor, ya lo hacen) aprovecharse de un holding empresarial a base de innecesarios antidepresivos. Sin embargo, el cineasta no llega a dar el tiro de gracia en esa crítica, lo que crea confusión y extrañeza en lo que muestra.

La manera fría y distante de mostrar estas situaciones provoca que esa decadencia a lo ‘El crepúsculo de los dioses’ se torne en folletín de tragedia familiar que realmente, es una tragedia sobre la propia sociedad. Cronenberg no pretende crear ‘Birdman’ o ‘Whiplash’  Y, curiosamente, un filme que podría considerarse fallido se convierte en una notable propuesta de lo absurdo. Porque ‘Maps to the Stars’ es la visión apocalíptica del mundo según Cronenberg. Y lo hace metafóricamente con un psicólogo manipulador y maquiavélico; una madre cuya ambición es su arma de doble filo, por un lado le excita, por otro la tortura; una antigua estrella infantil que con sólo 13 años ha pasado por un centro de rehabilitación y se está preparando para su gran come-back cual Macaulay Caulkin en ‘Salvados’; una actriz cincuentona cuya sombra materna, una antigua estrella del cine, le es tan larga que se la aparece en alucinaciones; un chófer, candidato a actor y (¡cómo no!) guionista, que no dudará en acostarse con cualquiera para escalar; y una secretaria asistente con esquizofrenia y cierta tendencia a la piromanía.

Con semejante plantel sólo le queda a uno reírse de lo psicodélico que resulta todo. No es malo, esa es la intención de Cronenberg, el mundo se va a la ruina, los sueños son una fábrica de vicios, no queda esperanza. Lo que hacen esta ácida y divina comedia un filme diferente son sus magistrales interpretaciones; lideradas por dos actrizones llamadas Julianne Moore y Mia Wasikowska.

Magazinema Maps to the Stars 3

La ganadora del Oscar por ‘Siempre Alice’ se convierte en una especie de Lindsay Lohan cincuentona y trasnochada con tintes de Gloria Swanson en ese legendario film de Billy Wilder. Moore es una de las claves para entender que ‘Maps to the Stars’ ni es un film sobre lo tóxico que es Hollywood, ni sobre la decadencia de las grandes divas, su personaje está al borde del abismo, pero su falta de toque kitsch hace ver a un personaje histérico y cínico, el cual se sabe alimentarse de autocompasión.

Y por otro lado está la magnífica Mia Wasikowska. La intérprete de ‘El viaje de tu vida’, la otra pieza clave para entender este enredo absurdo. El símbolo de que el capitalismo y las grandes, y endogámicas, élites sólo provocan más endogamia pero de peor calidad. Algo que la historia ya nos había expuesto, si no, que se lo pregunten al pobre Carlos II de España.

Con un plantel lleno de estrellas, David Cronenberg crea una obra superior a la excesivamente ambiciosa ‘Cosmópolis’. Cierto que no es perfecta, el personaje de Robert Pattinson sobraba, pero su nivel disparatado de incoherencia consiguen convertir a ‘Maps to the Stars’ en una de las propuestas más extrañas del cineasta canadiense.

Miguel Ángel Pizarro Da Costa

Periodista. Amante de la cultura y el arte en sus diversas áreas aunque el cine es una de mis grandes pasiones. El cine de animación es mi especialidad. Una buena película es como un buen vino, al principio gusta pero su calidad mejora con los años.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co