‘La cinta blanca’ (Michael Haneke, 2009)

La cinta blanca es el símbolo de la inocencia propia de los niños, esa que los adultos se empeñan en conservar por encima de todo. Pero, ¿qué es lo que ocurre cuando esta pureza se ve sometida a una dura represión? La respuesta nos la da Michael Haneke en esta película que lleva por título el nombre del propio símbolo, 'La cinta blanca'.

Se trata de un film que esconde muchas sorpresas, por lo que es difícil hacer una crítica sin revelar parte del contenido al espectador. Con la sinopsis ‘En 1913, en vísperas de la Gran Guerra (1914-1918), accidentes inexplicables perturban la tranquila vida de un pueblo protestante del norte de Alemania’, más parece la adaptación de una novela de Stephen King que una película de Michael Haneke. Sin embargo, una vez más encontramos el sello del cineasta austríaco tanto en el contenido como en la forma. Esta compleja historia cuenta con la presencia de niños entre los protagonistas, algo poco común en las películas de este director, lo cual no quiere decir que no tenga precedentes. Allá por el año 1992, Haneke estrenaría ‘El vídeo de Benny’, cuyo argumento gira alrededor de un adolescente que comete un acto salvaje y lo graba con una cámara de video. Una vez más, el director estima oportuno contar una historia a través de la infancia y la adolescencia, lo que recrudece todavía más el significado y el sentido del film, con un final que algunos consideran de libre interpretación, siendo en cualquier caso una vía que invita a la reflexión de las consecuencias que puede llegar a tener sobre la moral una educación estricta.

la-cinta-blanca-7

Dos características diferencian a 'La cinta blanca' de las películas de Michael Haneke comentadas hasta el momento. En primer lugar, el rodaje del film en color y su posterior lavado a blanco y negro, necesario por razones de contenido y también de estética. La historia tiene lugar justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, y al tratarse de la película con el tiempo externo más antiguo de todas las que componen la filmografía de Michael Haneke, se utiliza esta técnica como homenaje al tiempo pasado. Esto facilita al espectador la contextualización y la inmersión completa en el modo de vida y en la sociedad de la época. Se trata de un recurso que gusta a muchos, y que otros consideran pretencioso. En cualquier caso, su uso es innegable año tras año, como innumerable es la lista de directores que han recurrido a él en el cine contemporáneo.

la_cinta_blanca

La segunda particularidad es la presencia de una voz en off más que necesaria para seguir el hilo argumental. Una característica que diferencia a este director de otros muchos es la presencia de planos largos y secuencias de excesiva lentitud que pueden derivar en una pérdida de interés por parte del espectador. Para evitar que el film resulte tedioso, el protagonista, un sastre que ha sido maestro en la aldea alemana en la que se desarrola el film, nos cuenta una historia mediante la narración de unos acontecimientos, apoyados por la interpretación de los personajes. De esta forma consigue captar nuestra atención, comenzando su relato así:

voz en off

Un film de casi dos horas y media de duración que hará brotar minuto a minuto sensaciones contrapuestas. Podría decirse que 'La cinta blanca' es un conjunto de películas, ya que el espectador creerá estar viendo un drama, una historia de amor, un thriller, la antesala del nazismo e incluso 'una historia alemana para niños', tal y como indica el subtítulo del film 'Das Weiss Band: Eine Deutsche Kindergeschichte'. Es, en cualquier caso, una cinta que en ningún momento pierde su esencia, y junto con 'Funny games' (1997), una buena recomendación para todo aquel que quiera iniciarse en el cine de este gran director.

Y por si esto fuera poco, el film cuenta con la inestimable interpretación de la malograda Susanne Lothar, que ya trabajó con Haneke en 'Funny games' (1997) y en 'La pianista' (2001). Gran pérdida la de esta actriz, que tenía la capacidad de atravesar la gran pantalla con sus poderosos personajes. La acompañan Ulrich Tukur ('La vida de los otros', 2006) y Burghart Klaußner ('Good bye, Lenin!' 2003), entre otros muchos. Qué grandes películas y actores nos deja el cine alemán.

Os recordamos que además de esta notable película y de las ya mencionadas, el director cuenta en su filmografía con títulos como 'El séptimo continente', (1989), 'Código desconocido', (2000) y 'Caché', (2005) y con numerosos premios entre los que destacan la Palma de Oro del Festival de Cannes 2009 por 'La cinta blanca', galardón que volvió a recibir en 2012 por 'Amour'. Se confirma una vez más el talento de este director y el gran acierto a la hora de elegir a los actores (7.000 niños fueron observados durante 6 meses para realizar el casting, tal y como explicó el propio Haneke en Time Out). Con esta película fue aplaudido una vez más por la crítica y adorado por su público, que aguarda con impaciencia los detalles de su próximo proyecto, 'Flashmob'. Habrá que esperar para ver con qué nos sorprende esta vez, pero mientras tanto podéis ir echándole un vistazo a su filmografía, que cuenta con cintas tan imprescindibles como esta. Que la disfrutéis.

Nicole Torres Tamayo

Estudiante de Biología, vivo entre las células y el celuloide. Redactora en MagaZinema, para la que escribo críticas con nocturnidad y alevosía

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co