Crítica de ‘Historia del miedo’ (2014, Benjamin Naishtat)

Cartel de Historia del miedo

Título original: Historia del miedo

Año: 2014 (Argentina)

Duración: 79 min.

Director: Benjamin Naishtat

Reparto: Jonathan Da Rosa, Tatiana Giménez, Mirella Pascual, Claudia Cantero, Francisco Lumerman, César Bordón, Valeria Lois

Guion: Benjamin Naishtat

Fotografía: Soledad Rodríguez

Música: –

Género: Drama

Sinopsis: Un verano caluroso. Una acomodada urbanización, un barrio privado con un gigantesco parque. Un terreno abandonado en las afueras y una ola incontrolable de humo desatan la incertidumbre y el caos.

Crítica de ‘Historia del miedo

por Lourdes Lulu Lou

[box type=”shadow” ]

““¿Quién te gustaría ser?” Uno mismo. Insuficiente para colmar la pantalla.”

Me tienta elegir películas que se desmarcan de la oferta estándar, arriesgar a la opción de una cinta que no sigue los cánones comerciales establecidos para gustar sin excesivo trabajo o sacrificio al público, descubrir si realmente esconde algo suculento y digno que merezca la pena visionar y la certifique como alternativa válida para huir, de un aburrimiento y desgana de siempre lo mismo, con diferente título pero pocas divergencias reales en su contenido; amén de apoyar a esas pequeñas producciones que cuentan con ideas, en principio originales y que les cuesta horrores, y lo no escrito, para sacar adelante su proyecto y hacerse un hueco en el mercado productivo.
Sin duda, en esta atrevida aventura va implícita la posibilidad de hallar un fiasco supremo que no venda nada sagaz ni ocurrente y, encima, lo exponga con esa desgana de falta de ingenio, apetencia y arte para configurar un producto decente que sorprenda a la razón e inunde la memoria pues, no por provenir del fatigoso y duro camino de reunir capital, para un largo en el que pocos creen o incurren, significa que las ideas incluidas valgan la pena; no aceptemos a ciegas, con abrazo y sin crítica severa una discriminación positiva que se volvería negativa y en contra del espíritu labrado.
¿Y?, sentencia dictatorial que fulmina define estamos ante una película inapetente, apática y nada fructífera, que no sabe qué hacer con su inicial pretensión de encomienda.
No hay nutrición ni sabroso aliciente en su consumo, ni nada que la perdone de caer en una desidia observadora que no se recupera, por mucho afán o motivación de involucrarse que muestre el espectador pero…, saca a la palestra un tema interesante; ese auto sugestivo miedo que hace que leamos, con precipitación errónea una escena y nos adelantemos a sus consecuencias influyendo en el devenir de una situación que, por calma inocente de andadura no forzada, casi seguro hubiera resultado totalmente diferente.
Nerviosismo, duda, inquietud, cuerpo tenso, respiración acelerada y una razón que tiende a protegerse sin saber o cerciorarse si hay verdadero peligro; los ojos se agudizan, el pánico nos invade, la lógica desaparece, las alertas se disparan, todo es oscuridad cognitiva, acorralados buscamos ese plan o estrategia que posibilite una desesperada salvación, de seguridad anhelada, donde el sentimiento de angustia nos devora y carcome, todo a partir de un monstruo personal que parte de un interior asustado y débil que dispara los terrores, tengan razón de ser o se alimenten de una invención que se engaña y alienta a si misma.
Pero, he aquí que dicha narración es más estimulante y sustanciosa que todo lo ofertado, expone ese temor y desconfianza con un desasosiego y desánimo que, el verdadero mérito de este miedo es la impericia y torpeza para transmitir dicha emoción a su audiencia, cotidianidad llevada al extremo del responso sufragista imposible de eliminar o auxiliar, cansinos personajes con un texto alicaído que contagia su anorexia a la concurrencia.
Tarda, con lentitud asfixiante y pesada, en llegar a conformar la situación estudiada y, una vez presente, no sacia ni incentiva un pulso ya distanciado, desconectado y de espíritu apagado.
No sabe despachar su argumento para lograr la integración y fusión de quien mira; una pena no combinen ambos factores con acierto y gracia, un atractivo planteamiento con una hábil y sugerente exposición y desarrollo, sólo lástima de buena orientación mal encarada.
‘Historia del miedo’ que se queda en endeble, soso y desabrido relato que no logra lo que pretende.

[/box]

Tráiler de ‘Historia del miedo

 

Lourdes Lulu Lou

Lo importante sois vos y la película, yo mejor en segundo plano.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co