Crítica de ‘Aviones de papel’ (2014, Robert Connolly)

Cartel de Aviones de papel

Título original: Paper Planes

Año: 2014 (Australia)

Duración: 96 min.

Director: Robert Connolly

Reparto: Sam Worthington, Ed Oxenbould, Deborah Mailman, Nicholas Bakopoulos-Cooke,Ena Imai, Terry Norris, Peter Rowsthorn, Julian Dennison, David Wenham, Shane Adamczak, Fiona Blakely, Commander Bo

Guion: Robert Connolly, Steve Worland

Fotografía: Tristan Milani

Música: Nigel Westlake

Género: Drama

Sinopsis: Dylan es niño que vive con su padre en Australia. Su vida cambiará cuando su gran sueño de participar en el Campeonato Mundial de aviones de papel que se celebra en Japón se hace realidad.

Crítica de ‘Aviones de papel

por Lourdes Lulu Lou

[box type=”shadow” ]

“Cómo lograr hacer realidad tus sueños con trabajo, fe y constancia”

Aviones de papel como pasatiempo, coger una fina hoja de papel y doblarla hasta conseguir de ella un vuelo distante con sus alas y cola, aeroplano ligero y ágil capaz de superar el establecido récord de 62,13 metros de distancia desde su salida de las manos del afortunado que lo lance.
Sólo que, esta superficial y endeble película sobre aeronaves de hoja plegada, en competición infantil, no aporta el entusiasmo y contagio necesarios para tener ganas de ir a por un folio y proceder a intentarlo.
Es dulce y simpática, pero no tanto como ella misma se piensa; el recorrido es facilón, asumible y grato con moderación, segura adivinanza en cada pueril paso que no llega a ese calado mínimo de satisfacción y gusto, imposible librarse de ese deje, pobre y mustio, que te susurra en tu intimidad sugestiva que no llega lejos, ni en su drama, ni en su aventura, ni en su amistad, ni en su esparcimiento, ni en su diversión, ni en su apuesta por un hobby que ¡pocos dirían que diera para tanto!
Un válido Sam Worthington, como desolado viudo que no levanta cabeza, incapaz de ejercer de padre de un inteligente y avispado hijo que se las ingenia para cuidar de él y de si mismo, un loco abuelo que ama la vida, un amigo inesperado, la chica que enamora y un amable campeonato de fondo que tiene, por supuesto, a su tramposo y soberbio adversario para ponérselo difícil y hacer las cosas interesantes.
Sólo que no hay emoción, ni gran ternura, ni magia que te atrape mirando para no parar de sonreír mientras las imágenes siguen su curso esperado; música y fotografía afable y bonachona para agradar y crear un clima cálido de “cuento contigo”, suave y tímido en su propósito de transmitir sentimiento alguno.
Aviones de papel, una pasión para muchos, se mantienen en el aire por la misma razón que cualquier hermana de vuelo de toneladas de peso, combinación afortunada de empuje, sustentación, resistencia del aire y fuerza de la gravedad como elementos físicos a controlar y mezclar con habilidad e inteligencia; el actual récord está en 69 metros, el datos de la cinta queda desfasado, no tanto esta recreación juvenil de lo bello que es vivir que roza la ingenuidad remilgada pero, sinceramente, ser tan candoroso e inocente, puro y virginal hace que su etiqueta refrescante pierda enteros.
Robert Connolly escribe y dirige una película cursi y relajada, un cuento de alma feliz que encuentra su quilla alada, sólo que…, el espectador sigue buscando, sin vuelo a la vista ni en espera.

[/box]

Tráiler de ‘Aviones de papel

 

Lourdes Lulu Lou

Lo importante sois vos y la película, yo mejor en segundo plano.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co