‘Alma salvaje’ (Jean-Marc Vallée, 2014)

3

Reese Witherspoon se llevó la nominación a ‘Mejor actriz’ tanto en los premios Oscar como en los Globos de Oro por este largometraje firmado por Jean-Marc Vallée. La joven actriz que ya cuenta con un galardón a ‘Mejor actriz’ en los premios de la Academia por ‘En la cuerda floja‘ trae nuevamente una de sus interpretaciones más dramáticas en el papel de Cheryl Strayed.

‘Alma salvaje’ es una de esas películas que dan pie a la reflexión y a la búsqueda interpersonal del espectador. No utiliza la narración en primera persona, únicamente para que se entienda el porqué está haciendo lo que hace, sino que permite que aquél que lo esté viendo sea capaz también de pensar en su ‘propio’ camino, hasta donde llegan las acciones de cada uno. Es una exploración psicológica a través de una metáfora visual, que es la de un viaje a través de Witherspoon, el intento de buscarse a sí misma, de dejar atrás aquello que no le deja avanzar, y explorar más sobre su propia personalidad e intentar aceptar aquello que no puede resolver, y solucionar lo que sí está en su mano.

El film contiene una actuación magnífica de Witherspoon, da un reflejo de la autodestrucción humana cuando no se es capaz de hacer frente, en un primer momento, y se intenta huir a través de una vía más fácil para tapar el verdadero dolor y magnitud de los problemas. En su interpretación no hay un ápice de sobreactuación sino que trata con naturalismo la evolución que tiene el personaje durante toda su trayectoria, permitiéndose poder mostrar incluso como era su pasado y de esta manera poner en antecedentes al espectador. Un realismo difícil de encontrar, que Witherspoon sin duda ha conseguido con creces, y que se convierte en una de sus mejores actuaciones a día de hoy. No da un drama continuo, sino que se puede ver la mezcla de sentimientos y sensaciones que tiene en su propia vida, las contradicciones y las diferentes perspectivas a las que tiene que hacer frente. Chapó a su actuación.

2

Junto a ella, se puede encontrar a una magnífica Laura Dern, sensible, el contrapunto del personaje de Witherspoon. Da esa vía de escape positivista, de mirar la vida de otra manera y no siempre teniendo la respuesta. Incluso, se puede ver cómo la vida ataca frecuentemente de forma negativa pero aún así no se deja vencer. Dern consigue transmitir esa alegría y convencimiento de qué se puede ir a mejor. En ningún momento se ve una actuación con cliché de ‘la madre buena’ sino que se puede ver que también tiene sus puntos flacos, lo que da crudeza a su historia, no es un cuento de hadas sino la vida de una madre con un pasado turbulento, pero que lucha por darle a sus hijos un nuevo futuro. Una entrañable Laura Dern que no pasa inadvertida.

La ambientación ha sido muy cuidada, dado que no se han limitado el director de fotografía y la producción en únicamente situar al espectador en un lugar concreto, sino que la propia naturaleza se ha convertido en uno de los elementos fundamentales del film, ese entorno que parece que no está vivo pero que en ocasiones es una bonita manera de explicar cómo esta fluyendo la escena. En cada momento ha estado acertado, las dificultades que se presentan a la protagonista no son únicamente físicas sino también psicológicas, permitiendo que a través de un impedimento más concreto como puede ser la nieve, las grandes rocas, la lluvia, etc., se pueda ver el grado de implicación y fuerza de voluntad, cómo llegar hasta el final aunque en muchas ocasiones pueda parecer que no se puede más. Los lugares elegidos han sido uno de los grandes aciertos del film, haciendo de esta película un libro visual y evocador de la naturaleza y su poder en el espacio fílmico.

El entorno humano e historias que envuelven a la protagonista cobran su peso, no son meramente personajes que se coloquen para salir del paso, sino que hasta aquél que parece menos importante tiene su porqué en la historia. Es una muestra de que la generosidad humana existe, inclusive se ve más, en aquellos que realizan la ruta en búsqueda de algo, cada uno con su propia meta, pero también da las diferentes facetas de la propia raza humana, tanto positivas como negativas, no todo el mundo es bueno ni todo el mundo es malo, sino que cada persona es un mundo. Los atributos humanos se pueden ver muy bien reflejados no únicamente en la protagonista, sino en todos aquellos personajes que van saliendo durante su viaje, ya sea materialmente o a modo de recuerdo, la conclusión es que por mucho que el camino se haga de forma solitaria hay un entorno humano que siempre respalda al caminante.

4

Esta odisea de búsqueda personal no está relacionada con otro film de características similares como lo fue ‘El viaje de tu vida‘, sino que en esta ocasión no hay huida del mundo material, de un nuevo comienzo, sino una búsqueda de la propia persona, de encontrarse a sí misma, pero de manera que termine conociéndose, algo que ya sabía de antes, pero que no era capaz de sacar. El ‘salvajismo’ que se plantea en el film no es el de la propia protagonista, sino como los sucesos en su vida provocan que se convierta en un ‘alma salvaje’, en una persona sin control, y el mensaje final de la película da pie a pensar si los errores que se cometen en la vida deben ser aceptados por el solo hecho de que lleven a las personas dónde están, y si es de esa forma merece la pena haberlos vivido, por lo cual, la pregunta es ¿arrepentirse de forma constante sirve de algo? La respuesta de la película de Jean-Marc Vallé se reduce a que se debe afrontar los errores, aceptarlos y no avergonzarse del pasado, sino tomarlo como una enseñanza.

Una película con un ritmo bastante suave, que no se convierte en tediosa, pero que busca la introspección, por lo que no es un film tan convencional o vendible. Un largometraje de sentimientos encontrados que permite conocer más allá de la propia persona. Un film que merece la pena por la interpretación de Reese Witherspoon, el viaje personal de su personaje y la odisea psicológica que puede suponer para el espectador. Sin duda, un ‘alma salvaje’ que merece la pena ser vista.

Diego Da Costa

Comunicador audiovisual. Con ganas de comerme el mundo. Apasionado de la industria audiovisual y artística. El cine no es solamente un producto audiovisual sino que es una forma de transmitir cultura a las personas. Como decía Elizabeth Taylor "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co