AUDREY HEPBURN: Ejemplo de elegancia y sencillez

El cine es un espacio que nos ofrece un sinfín de posibilidades. Para mí, la más importante es que consigue absorber desde el instante en que comenzamos a ver el primer segundo de la película y nos adentra en historias inimaginables, momentos históricos únicos e irrepetibles, emociones, personalidades y personajes… Audrey Hepburn es una de esas personalidades que me ha transportado a numerosas historias, con momentos increíbles y que me ha hecho sentir tras ver sus películas.

Captura

La estela de la actriz trasciende más allá del cine. Se convirtió en uno de los mayores iconos de la moda y belleza desde la década de los cincuenta. Ella ha conseguido mantener ese estatus que con tanta sencillez y elegancia, casi sin proponérselo, logró.

El gran impulso lo tomó gracias a la colaboración del diseñador francés Hubert de Givenchy en el largometraje “Sabrina”.

Captura2

En la imagen podemos ver al diseñador junto a una joven Audrey en uno de sus primeros trabajos.Parece increíble que Givenchy no quisiera vestir en un primer momento a la actriz. Sin embargo, como se suele decir, “rectificar es de sabios” y, finalmente, aceptó.
Ambos forjaron una fuerte amistad que conllevó la creación de un maniquí con las medidas de la actriz y un gran vestuario a su servicio.
Algunos de los vestidos más conocidos pertenecen a famosas escenas de las películas“Sabrina” (1954) y la mítica “Desayuno con diamantes” (1961).

Captura
Este primer vestido es un clásico y puede considerarse un sello de identidad de la marca Audrey Hepburn. Sencillo y en negro, tiene un escote trasero que se realza con el collar escogido para el mismo.
Sin duda, un vestido muy apropiado para visitar a Sally Tomato (Alan Reed) en la cárcel “Sing-Sing”.in embargo, no todos los vestidos de la actriz han sido confeccionados por su amigo diseñador. En su debut como protagonista en la película “Vacaciones en Roma” (1953), la encargada de vestir a los personajes de la misma era Edith Head.

Sin embargo, Audrey Hepburn no solo lució estos flamantes vestidos de alta costura. A lo largo de su carrera, y en su vida cotidiana, la actriz ha podido verse con ropa de un tono más sencillo, sin perder su elegancia característica.

Si reconocemos el estilo de la actriz a través de determinadas formas en los vestidos, sencillez en los conjuntos, los “kittenheels”, o las grandes gafas con las que aparece al comienzo de la película “Desayuno con diamantes”, merece ser destacado su famoso delineado del ojo y su rostro totalmente natural.
La sencillez es lo que la actriz pretendía y puso como condición cuando aceptó protagonizar la versión cinematográfica de la novela de Truman Capote, “Desayuno con Diamantes”. Por este motivo, entre ambas Holly Golightly existían diferencias en cuanto vestuario. Mientras que en la novela la joven, prostituta de lujo vestía con extravagancia y estaba sobrecargada de joyas, en la película se optó por todo lo contrario adoptando incluso un carácter inocente e infantil.
Finalmente, he de destacar que Audrey Hepburn ha sido y sigue siendo un referente en la moda y un ejemplo de elegancia y sencillez como persona, sin olvidar la gran herencia cinematográfica que nos ha dejado como actriz y de la que podemos disfrutar.

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co